InseguridadTecnologíaÚltimas noticias

El uso de jammers continúa en la ‘nueva normalidad’

La apertura de diferentes sectores económicos durante la ‘nueva normalidad’, ha provocado que una mayor cantidad de camiones que trasladan mercancías circulen por las entidades del país. 

Esta reapertura no ha detenido a los ladrones, quien siguen viendo a los productos trasladados como su objeto de deseo.

De acuerdo con el Centro de Soluciones Inalámbricas, CSI, el regreso ha generado mayor tránsito de distintos tipos de unidades a las calles. Debido a esto, “los ladrones han aprovechado la situación para volver a las calles junto a la nueva normalidad’”.

Tal es la problemática, que se siguen documentando casos donde los ladrones utilizan los dispositivos llamados jammers, los cuales bloquean la señal del celular, radiocomunicación y transmisión de datos. Gracias a ello, la unidad queda completamente incomunicada y es imposible detectar su ubicación.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, prohibió el uso y comercialización de estos aparatos desde el pasado 25 de enero, con penas de 12 a 15 años a quienes violen tal mandato y de 15 a 18 años si el delito lo efectúa un servidor público.

Según la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y protección vehicular (ANERPV), de enero a diciembre de 2019 se registraron más de 3 mil robos a sus asociados, de los cuales 75% fueron realizados mediante jammers.

Jammers no desaparecen

A pesar de dicha prohibición, esos dispositivos siguen siendo utilizados por los delincuentes para robar unidades.

Hace unos días, elementos de la Secretaría de Seguridad (SS), lograron la detención de cinco sujetos en Ecatepec, quienes presumiblemente forman parte de una banda delictiva que se dedica al robo de vehículos.

Al incautarse las pertenencias de los detenidos, se encontró un dispositivo tipo jammer de ocho antenas. De acuerdo con los primeros datos, los delincuentes usaban el dispositivo para inhibir las señales de geolocalización de los vehículos.

A la par y como te lo informamos en su momento, en el atentado al Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, fueron hallados inhibidores de señal telefónica mejor conocidos como jammers en uno de los vehículos involucrados.

El uso de estos artefactos afecta severamente a los operadores de carga. Ante ello, se tiene identificadas las siguientes rutas carreteras como las de mayor incidencia de jammers.

-Corredor San Martín Texmelucan-La Tinaja Veracruz

-Querétaro-Celaya-Salamanca y Cuautitlán-Querétaro

-Arco Norte y Circuito Exterior Mexiquense

Datos del CSI urgen sobre la reacción inmediata de los operadores ya que, si el reporte de robo se hace una o dos horas después del incidente, los delincuentes ya tuvieron el tiempo suficiente para desconectar el dispositivo GPS y comenzar a saquear la unidad.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button