La diferencia entre un dispositivo anti-jammer y uno inmume al jammer

De acuerdo con la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y protección vehicular (ANERPV), de enero a diciembre de 2019 se registraron más de 3 mil robos a sus asociados, de los cuales 75% fueron realizados mediante jammers.

Estos aparatos bloquean la señal del celular, radiocomunicación y transmisión de datos. Gracias a ello, la unidad queda completamente incomunicada y es imposible detectar su ubicación.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, prohibió el uso y comercialización de estos aparatos desde el pasado 25 de enero. 

Para proteger a los transportistas, las marcas de rastreo satelital en México ofrecen soluciones anti-jammer, además de tecnologías como LBOX que ejecutan automáticamente el protocolo de seguridad para inmovilizar la unidad.

“En cuanto alguno de los parámetros no se cumple, el dispositivo paraliza el vehículo, imposibilitando que sea trasladado, aunque esté bajo el ataque de un jammer, señaló Manuel de la Torre, director general de Webfleet Solutions.

Otras marcas han desarrollado otras tecnologías ‘inmunes’ al jamming basadas en el Sigfox (una red inalámbrica de largo alcance), que permite localizar los activos aún en presencia de un jammer.

¿En qué se diferencia un anti-jammer a uno inmune al jammer? 

Un dispositivo GPS con anti-jammer deja de registrar la ubicación de la unidad, pero puede defenderse de manera local, es decir, aplicar un corte al pedal de aceleración y así evitar que la unidad siga circulando.

Por su parte, un dispositivo con inmunidad al jammer tiene la capacidad de seguir reportando su ubicación (aproximada), a pesar de existir un bloqueador de señal dentro de la unidad. 

“Gracias a los atributos que nos ofrece la red Sigfox e incorporándola en nuestros servicios de rastreo satelital, nos permite localizar los activos durante años y con una gran cobertura”, asegura la compañía EasyTrack, quien desarrolló una tecnología ‘inmune” al jamming llamada FOX1.

Pero, surge una pregunta: ¿el dispositivo inmune puede recibir una señal y así bloquear la unidad como lo hace un anti-jammer? La respuesta es sí y no. Te explicamos.

El sistema inmune al jammer puede bloquear la unidad siempre y cuando el dispositivo Sigfox tenga salidas digitales, no obstante, esta tecnología solo permite enviar comandos hacia el dispositivo cada 6 horas (hasta 4 veces al día), es por ello que son poco empleados para deshabilitar el motor.

Especialistas en seguridad, advierten que, si bien las tecnologías que combaten al jammer han ido evolucionando, la mayoría de los dispositivos GPS que se venden en el mercado no emiten acción reactiva ante la inhibición de señal o bien, no se configura con los protocolos correctos para la calibración al ser inhibido.

Artículos relacionados

Un comentario

PUBLICA AQUI

Back to top button