8 formas más usadas para robar diésel y sus 8 soluciones

El gasto de combustible puede constituir hasta el 50% del total de los gastos de una empresa de autotransporte. Es por esto que es importante no sólo encontrar una manera de reducir el consumo, sino también de evitar los casos de robo de diésel.

Después de todo, resulta una gran tentación asegurarse de un ingreso adicional, y más aún cuando la gasolina siempre tiene mucha demanda. ¿Existe algún modo para solucionar todos estos problemas?

La tecnología de control del combustible desarrollada por Omnicomm hace que resulte imposible para casi todas las maquinaciones existentes del personal para cometer fraude con el combustible y permite gestionar de forma eficaz los gastos relacionados con el combustible.

La tecnología de Omnicomm incluye el sensor de control de combustible de alta precisión que funciona en cualquier tipo de condiciones de temperatura y en cualquier tipo de terrenos, la terminal de a bordo que se conecta al software que permite realizar el seguimiento de todos los parámetros requeridos.

Entonces, cómo pueden robar el diesel del camión? y cómo se puede evitar? Te lo explicamos a continuación.

1 Drenar combustible desde el tanque

Una de las operaciones más sencillas y poco sofisticadas: sí la regla de rendimiento de combustible que pide la empresa es elevada, entonces el conductor dispone de saldos remanentes o de exceso de combustible. El conductor toma una cubeta y mediante una manguera realiza el drenaje del combustible. Luego el combustible se vende a un precio por debajo del mercado o es utilizado para reabastecer su propio medio de transporte.

Volumen de las pérdidas: desde 50-70 litros al día.

Solución desarrollada por Omnicomm

El sensor proporciona datos sobre todos los drenajes que se realizan desde el tanque, el sistema instalado en el ordenador mostrará los datos relacionados con los drenajes indicando el volumen, la fecha, la hora de inicio y de terminación de la operación de drenaje. El operador tendrá que explicar con qué objetivo realizó el drenaje de combustible durante esa fecha o período de tiempo.

2 Viajes “ilegales o piratas”

Si el conductor consigue acelerar el cumplimiento de los viajes planifificados, por ejemplo, realizar tres viajes programados en menos tiempo, puede realizar un cuarto viaje “con beneficio personal”.

Volumen de las pérdidas: desde 60-100 litros al día y el dinero perdido por tiempo inefectivo.

Solución desarrollada por Omnicomm

Mediante el programa del sistema de monitoreo del transporte se puede controlar de manera íntegra los desplazamientos de los vehículos sobre el mapa reflejado en tiempo real (on-line).

3 Alterando el odómetro

El operador altera las lecturas del odómetro. Existen dispositivos especiales que se conectan a al ECM del motor y con su ayuda se alteran las lecturas requeridas. A veces de manera premeditada se inhabilita el contador de horas-motor o el velocímetro, y se registra un kilometraje en la hoja de ruta que supuestamente ha sido recorrido o las horas-motor trabajadas. El conductor a partir del kilometraje alterado drena el combustible correspondiente (por lo general, calculado según una norma alta) o compra los tickets falsos que se requieran.

La compañía pierde indirectamente enormes sumas de dinero por concepto de “beneficios económicos dejados de percibir” (una hora de funcionamiento de los equipos cuesta mucho más caro que el drenaje de 50 litros de combustible) y que el proceso anticipado de mantenimiento técnico planificado al vehículo, el cual tenía que viajar varios miles de kilómetros todavía.

Volumen de las pérdidas: desde 100 litros al día, por paradas en el funcionamiento de la técnica y el costo de mantenimiento fuera de tiempo.

Solución desarrollada por Omnicomm

El equipamiento de a bordo le transmite al sistema de monitoreo del transporte los datos sobre el recorrido real (el kilometraje, las horas de motor). En el caso que ocurra la “alteración” el sistema suministra lecturas con saltos bruscos de la velocidad de hasta 250 km/h o más, lo cual se reconoce y se detecta fácilmente como una deliberada “alteración”. El sistema también permite ver la ruta del recorrido del vehículo en un mapa, identificando cualquier desviación de la trayectoria establecida.

4 Acuerdo con el operador y la gasolinera

Ultimamente, cada vez más empresas han comenzado a utilizar las tarjetas electrónicas de combustible, renunciando a la entrega de anticipos de dinero de caja para el pago por el combustible. Al final del período contable, por ejemplo, una vez al mes, la compañía de combustible, cuyas tarjetas utiliza la compañía envía por correo electrónico toda la lista de reabastecimientos de conformidad con el número de las tarjetas; por lo tanto, es posible verificar los tickets, entregados por los conductores con este informe todos ellos tienen que coincidir; es por eso que ya no es posible comprar los tickets falsos. Sin embargo, aquí también hay algunos puntos débiles. De este modo, el conductor puede entrar en acuerdo con el operador de la estación de servicio de combustible para rellenar el tanque, por ejemplo, con 100 litros de combustible y emitir un recibo oficial por 200 litros.

El dinero que se paga por la tarjeta de combustible corresponde a 200 litros: 100 litros van al tanque, y por los otros cien litros supuestamente reabastecidos, el conductor recibe el dinero en efectivo a la tasa establecida en la gasolinera, aproximadamente por debajo del 40-45 % de la “columna de precio” (el precio de venta al por menor de las estaciones de servicio). De igual modo, el conductor puede reabastecer de combustible con su tarjeta un vehículo ajeno por dinero en efectivo o llenar uno u otro recipiente fuera del tanque, revendiendo el combustible posteriormente.

Volumen de las pérdidas: desde 100 litros al día.

Solución desarrollada por Omnicomm

El sensor transmite al sistema los datos sobre la cantidad real de reabastecimientos efectuados en el tanque, indicando la fecha y la hora del reabastecimiento de combustible. Los reabastecimientos ficticios o el reabastecimiento insuficiente serán identificados inmediatamente.

5 El reabastecimiento con un combustible más barato o huachicola

Existen los llamados puntos de “entrega-recepción” del combustible diesel, y los conductores conocen muy bien estos puntos, genrealmente son las llamadas “Cachimbas”. Como regla general, estos son viejas cisternas que se encuentran estacionadas al borde de la carretera o se trata de un contenedor estacionario rústico. Los conductores que, por algunas circunstancias no pueden o no quieren vender el propio combustible por su cuenta, la entregan aquí. La calidad de la “huachicola” provoca a futuro perjuicios a equipos de transporte, provocando tiempo muerto y daño en motor e inyectores.

Volumen de las pérdidas: desde 50-70 litros al día o lo que equivale en dinero

Solución desarrollada por Omnicomm

El sistema muestra la fecha, la hora y lugar del reabastecimiento real del combustible en el tanque. Organizar las cosas de tal manera que en un recibo o ticket ilegal se logre hacer coincidir la fecha, la hora y lugar del reabastecimiento de combustible real es técnicamente imposible.

6 Acuerdo con el operador de reabastecimiento de combustible en las áreas de construcción.

Se trata de una operación fraudulenta, similar al acuerdo que se establece con el operador de despacho de combustible en la gasolinera. Sólo que en este caso estamos hablando de un reabastecimiento incompleto de combustible en el tanque del vehículo desde el tanque del camión cisterna. Esto ocurre por lo general en instalaciones cerradas en las áreas de construcción.

En estos sitios los conductores no reciben tarjetas de combustible, ni se le entrega dinero en efectivo, ni cupones para el reabastecimiento de combustible sólo existe el camión cisterna y una nómina de despacho de combustible, en la cual firman el conductor y el despachador de combustible del camión cisterna. Tales acuerdos ilegales son de carácter permanente, aquí los volúmenes de reabastecimiento incompleto son suficientemente grandes. Aproximadamente un camión cisterna completo es vendido a la semana “en el mercado negro”, y el dinero se distribuye entre los conductores y los despachadores de combustible del camión cisterna (estos son datos provenientes de diferentes instalaciones en todo el mundo).

Volumen de las pérdidas: desde 20 000 litros a la semana.

Solución desarrollada por Omnicomm

El sistema proporciona una lista de las estaciones de servicio indicando la fecha y la hora, de ese modo, los datos se verifican y se comparan con la factura de combustible y se detectan las diferencias reales.

7 El trabajo ficticio

En la técnica especial el operador enciende el motor y éste funciona en ralenti (en marcha muerta). El conductor le da de baja al combustible que corresponde por las horas-motor que presuntamente ha funcionado de acuerdo con la norma establecida. Como resultado, el trabajo no se realiza, mientras que el combustible se ha dado de baja. La compañía pierde el dinero gastado en la compra de diesel, así como las pérdidas que sufre provocadas por los beneficios dejados de percibir por el trabajo no realizado.

Volumen de la pérdida: desde 100 litros al día.

Solución desarrollada por Omnicomm

El sistema mide el consumo real de combustible por el motor y sobre carga a la unidad. La diferencia entre el funcionamiento real y el ficticio se puede apreciar en los informes del sistema.

8 Ordeñar por la via de “retorno” del motor

En el funcionamiento del motor existe el concepto del “retorno”: se trata del combustible no procesado, el cual retorna desde el motor al tanque de combustible. Algunos conductores insertan en la línea de combustible principal un dispositivo tipo “T” para desviarlo, o simplemente vierten el combustible de “retorno” en cubetas.

Volumen de las pérdidas: desde 20-50 litros al día.

Solución desarrollada por Omnicomm

El sistema registra el consumo de combustible por una hora de funcionamiento del motor, y la diferencia en el consumo de combustible en moto-horas durante el funcionamiento normal y durante el drenaje del combustible de “retorno” se hace evidente.

La tecnología de control del combustible de Omnicomm permite optimizar el rendimiento de sus medios de transporte y evitar cualquier maquinación fraudulenta, proporcionando el ahorro de su dinero. La compañía Omnicomm es un fabricante líder en Rusia de sistemas de control del combustible. La empresa tiene presencia en el mercado desde hace más de 18 años, las soluciones basadas en las tecnologías de Omnicomm están integradas en más de 108 países de todo el mundo. El Sensor de Omnicomm se ha convertido en un estándar de la industria en Rusia y en los países de la CEI.

La tecnología está disponible para su compra en México, si necesitas mas iformación llena el formulario en http://sensordecombustible.com.mx/go/landing-2/

Te puedes interesar

Innovación en el transporte público: ¿cómo mejorar la experiencia de los usuarios?

La innovación se acerca cada vez más al sistema de transporte público de la capital. …

2 Comentarios

  1. Sensores con una presicion del 99% de efectividad Cummins lo integra con su tecnología RoadAdvisor.
    Disponible en su red de distribuidores.

  2. Excelente servicio para consultar el nivel de combustible con productos Omnicomm, en Klifnet ademas contamos con sensores ultrasonicos para medición y alertas de robo.