Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

Empresas de transporte pierden más de 215 mil pesos por la rotación de operadores

En México, 7 de cada 10 operadores de carga abandonan su empleo. Se estima que el promedio de rotación va del 60 al 70%, situación que se agravó durante la pandemia por Covid-19.

Las empresas de autotransporte se enfrentan a los altos niveles de rotación de sus operadores, muchas veces resultado de un ineficiente proceso de selección y contratación, así como de la falta de políticas de integración.

De la misma forma, la escasez de conductores ha generado altas tasas de rotación y costos para las empresas derivados de la contratación y formación de nuevos conductores.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), calcula un déficit de al menos 80 mil operadores en México. De acuerdo con la organización Mejora Continua para el Transporte (MCT), para satisfacer la demanda rumbo al año 2030, nuestro país deberá contratar a 41 mil operadores nuevos.

El problema es que durante ese periodo se jubilarán más de 139,000 operadores (sin contar los que están renunciando por la inseguridad).

Es decir, nuestro país deberá crear 260,000 nuevos operadores en 10 años, aspecto que difícilmente se podrá alcanzar si no existe una mayor permanencia de personal en las empresas de autotransporte.

Poca retención de operadores genera altísimos costos

De acuerdo con Rocío Sánchez, directora general de MCT, el principal costo después de que un operador abandona la empresa es tener las unidades paradas. El costo del flete puede ir desde 8,000 hasta 25,000 pesos diarios (por ejemplo, en un ‘full’ que transporta materiales peligrosos).

Si consideramos el flete mínimo (8,000 pesos) desde que el operador deja el trabajo, todo el proceso de reclutamiento, selección, contratación y asignación de la unidad para el nuevo chofer abarca alrededor de 21 días.

Al multiplicar los 21 días por los 8,000 pesos que se dejan de ganar diariamente, el resultado es 168,000 pesos. A eso habría que sumar otros costos asociados como gastos por reclutamiento y selección ($12,000), posibles adeudos del operador ($20,000) y gastos legales por liquidación ($15,000).

Al sumar todo, se revela que una empresa pierde 215,000 pesos por cada operador que se va. Según se refiere en el Curso’ Retención de Operadores’ organizado por el MCT, si una empresa de autotransporte tuviera 150 bajas de operadores en un año, esto significaría un gasto total de 32 millones de pesos.

Menor rotación de personal, un reto para las empresas

Una persona que realice un eficiente control de flotillas en una empresa de transporte es clave para el éxito o el fracaso del negocio. Sin embargo, su labor depende totalmente de la contratación y gestión de los operadores.

No obstante, expertos señalan que además de generar prácticas de retención de talento y poner cuidadosa atención en la capacitación adecuada de su capital humano, las empresas deben reconocer la trascendencia del valor de los operadores e impulsar su responsabilidad personal.

“En México, es usual que los empleadores, gerentes de empresa y público en general consideren la actividad del chofer como una actividad de ‘segunda y, por lo tanto, la actividad de conducir es administrada como un oficio de orden común”, señala el investigador Luis David Berrones en el estudio ‘Choferes del autotransporte de carga en México’.

Ante ello es importante recordar que la constante entrada y salida de operadores afecta en la calidad del servicio al cliente, en los costos y en la disminución de la productividad.

Para poder encontar operadores visita www.transportistas.com

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button