Ya se sabe qué pasó en el accidente de Aeroméxico en Durango

La tripulación de Aeroméxico realizó un vuelo sin cumplir con la reglamentación vigente, concluyó el dictamen final que elaboró la autoridad aeronáutica mexicana sobre el avión Embraer 190 que se desplomó el pasado julio de 2018 en el aeropuerto de Durango.

En el informe también se señalan factores meteorológicos como causantes del accidente.

El tercer piloto, que contaba con licencia para operar ciertas aeronaves, voló el avión hasta por ocho segundos antes del impacto sin tener certificación para operar el Embraer, de acuerdo con el análisis de la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes e Incidentes de Aviación.

Además, el comandante dio instrucciones al tercer piloto sin estar calificado para ello, de acuerdo con el dictamen que omite los nombres de la tripulación.

“La tripulación (comandante y el TVC – tripulantes viajando en cabina-) no realizó el vuelo de conformidad con la reglamentación vigente», concluyó la Comisión en el dictamen que tiene como objetivo que se no repitan accidentes similares.

El 31 de julio del año pasado, el avión con matrícula XA-GAL que cubría la ruta Durango-Ciudad de México cayó a tierra tras el despegue, sin que alguna de las 101 personas a bordo falleciera.

Un par de meses después, autoridades de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) señalaron que una ráfaga de viento provocó el desplome del avión.

Esto fue confirmado por el dictamen final publicado el domingo 24 de febrero. «Las condiciones meteorológicas que imperaban en la preparación del vuelo en la estación de Durango eran adecuadas para la realización de la operación, la cual se fue deteriorando conforme fue pasando el tiempo”, señaló el reporte.

Al iniciar la carrera de despegue del avión, la lluvia incrementó disminuyendo la visibilidad prácticamente por completo. En ese momento, la aeronave impactó contra la pista en la fase final de la carrera del despegue por una microrráfaga, añadió el dictamen.

A pesar de que el fabricante emite recomendaciones para que las tripulaciones puedan detectar estos fenómenos meteorológicos, la tripulación en cabina no detectó las variaciones de la velocidad del viento que marcaba el equipo.

Aunado a esto, el personal de tierra no contaba con el equipo para detectar los cambios en la velocidad del viento y presión atmosférica que llevaron al desplome de esta aeronave de Aeroméxico. Por ejemplo, el Sistema a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) no cuenta con equipos detectores de ráfagas de viento en el aeropuerto de Durango, reveló el dictamen.

La Comisión emitió una serie de recomendaciones a la aerolínea, a la DGAC y al grupo aeroportuario OMA para evitar un accidente similar.

Antes de darse a conocer el dictamen final, Aeroméxico despidió el año pasado al comandante de la aeronave Carlos Galván Meyran; el copiloto, Daniel Dardón, y al piloto de entrenamiento, José Ramón Vázquez.

Aeroméxico dijo que por el momento no emitirán comentario al respecto.

Te puedes interesar

Clausuran 16 corralones por cobros excesivos

La Secretaría de Movilidad del estado de México anunció que fueron clausurados 16 de los …