Vehículos de carga impulsados por hidrógeno verde podrían llegar antes de lo pensado

El hidrógeno es un portador de energía como la electricidad y puede producirse a partir del gas natural, el carbón, la biomasa, el agua, etc., así como de las aguas negras, de los residuos sólidos, llantas y desechos de petróleo.

Cuando se le combina con el oxígeno en celdas de combustible electroquímicas, el hidrógeno puede producir electricidad directamente, rebasando los límites de eficiencia obtenidos en plantas generadoras de potencia.

Hablamos de un combustible con alto potencial. Su obtención a partir de fuertes renovables ofrece una capacidad de energía que sería sostenible en todos los ámbitos, incluyendo al transporte de carga.

El hidrógeno verde procedente de la electrólisis del agua permite la movilidad con cero emisiones de CO2, mayor autonomía y un breve tiempo de repostaje.

Neptune de Hyundai

Sin embargo, este elemento se enfrenta a dos desventajas: su alto costo de extracción (económico y energético), y su dificultad para trasladarlo y almacenarlo.

El hidrógeno verde tiene un costo muy superior al diésel y su obtención necesita de un proceso altamente consumidor de energía.

Las grandes marcas esperan que, con la potencial disminución de emisiones, se abarate el precio de las energías renovables y su gasto de producción sea sostenible.

Además de la dificultad para trasladarlo, el hidrógeno es muy complicado de almacenar y la mayor parte se extrae del gas natural en un proceso que genera emisiones de carbono.

Hidrógeno verde, la energía del futuro que podría acelerar su llegada

Nikola

En medio de este escenario, parece que hay una luz al final del túnel. HYVIA tiene como objetivo la producción, almacenamiento y la distribución de hidrógeno verde, así como de estaciones de recarga de hidrógeno para finales de este 2021.

HYVIA (HY por hidrógeno y VIA por camino) es una nueva compañía de vehículos que nace de la unión entre el Renault y Plug Power, uno de los líderes mundiales en soluciones de hidrógeno, con más de 20 años de experiencia en electrólisis.

De hecho, ambas compañías ya han desplegado una red de más de 100 estaciones que distribuyen más de 40 toneladas de hidrógeno diariamente.

El hidrógeno verde de HYVIA, que se origina de la electrolisis del agua, se gestionará mediante el alquiler o compra de estaciones móviles de almacenamiento y, desde finales de 2021, estaciones de recarga de hidrógeno, ensambladas en Flins (Francia).

Esto representa un paso sumamente trascendente en el debate público, el cual ubica al hidrógeno verde como uno de los eslabones para la descarbonización de la economía.

A la par, la compañía francesa ofrecerá una gama de tres vehículos comerciales ligeros que funcionarán con pilas de combustible a finales de año, una oferta complementaria a los vehículos eléctricos de batería.

-Master Van H2-TECH: una camioneta grande para el transporte de mercancías y paquetes, con 12 m3 de volumen de carga y un alcance de hasta 500 km.

-Master Chassis Cab H2-TECH: una camioneta grande para transportar mercancías más grandes, con 19 m3 de volumen de carga y un alcance de aproximadamente 250 km.

-Master Citybus H2-TECH: para transportar hasta 15 personas, con un alcance de unos 300 km.

“Estas soluciones satisfarán las nuevas necesidades de las empresas, las grandes cuentas, las flotas y las comunidades locales e impulsarán la transición energética en su conjunto”, advierte David Holderbach, presidente de HYVIA.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button