Autotransporte de cargaCargaEmpresas y EmpresariosÚltimas noticias

Transportes GCO y su evolución tecnológica a 21 años de su fundación

La llegada del nuevo milenio dio paso a una década de transformación política, social y hasta cultural. A la par, se dieron catástrofes naturales, ataques terroristas y el surgimiento de las hoy poderosas redes sociales.

No obstante, el inicio del milenio tuvo en la proyección tecnológica su principal modelo a seguir. Justo en ese año de 2001 es que nace Transportes GCO, empresa mexicana especializada en el transporte de partes y componentes automotrices, así como bienes de consumo.

Desde un principio, la compañía supo que el uso de la tecnología sería el principal conducto para obtener sus objetivos trazados, así como responder a las expectativas (cada vez más altas) de los clientes.

Cerca de 21 años después, la empresa cuenta hoy tanto con la plataforma GM Transport, un software que ayuda en los viajes, en facturación electrónica, tiempos, gastos y la administración de sus camiones, así como con Motum, una solución de telemática que le permite un mayor control de sus operaciones.

“Nuestras unidades cuenta con Telcel, sistemas de localización satelital GPS y IAVE para brindar un servicio eficiente, de confianza y a precios competitivos”, señala la compañía.

Para cubrir la demanda, su área de tráfico cuenta con personal para cubrir 3 turnos de monitoreo, y todas sus unidades cuentan con detector jammer.

Actualmente, la compañía tiene más de 30 clientes, entre los que destacan Comercial Mexicana, DHL y Faurecia.

Los tres ejes tecnológicos para GCO

Transportes GCO identifica 3 bases tecnológicas para optimizar sus operaciones y otorgar ventajas competitivas a cada uno de sus clientes.

La primera es la telemática; cuando se miden los datos a distancia y además han sido pasados por un análisis meticuloso, se da como resultado acciones inteligentes por excepción, en lugar de tantas alertas que desvían nuestra atención de lo importante.

En segundo lugar, está el diagnóstico, ya que al aplicar la telemática se diagnostica remotamente la salud de la flota y la eficiencia del combustible en los camiones.

A la par, se enlaza a los camiones con diferentes áreas de una organización, mediante sus distribuidores autorizados Freightliner y con su CAC para atender rescates carreteros.

Por último, está el rastreo. Es la particularidad principal, pues en México la seguridad patrimonial (security) y la prevención de riesgos (safety) son prioritarios en el transporte de mercancías.

Con la suite de EFL 2.0, la compañía busca frustrar y prevenir actos delictivos y de siniestralidad, para que el centro de monitoreo accione protocolos y salvaguarde los intereses de sus clientes.

Modernización de su flota, un reto a seguir

En julio pasado, la compañía recibió el primer camión modelo X3000 del fabricante Shacman, de un total de 20 que se entregaron a lo largo de todo el año.

El vehículo posee un tren motriz con tecnología a gas natural de base, es decir no es una reconversión. Cuenta con ocho tanques, un retardador hidráulico acoplado a la transmisión manual que proporciona un apoyo de frenado de casi 500 hp y sólo dos baterías.

De acuerdo con Alan Rueda Olivares, director de Transportes GCO, la integración de esta primera unidad ‘cabo ver’ tuvo como objetivo impulsar las operaciones de importación–exportación en las rutas Nuevo Laredo, Tamaulipas y Piedras Negras, Coahuila.

La relevancia se acentúa más si consideramos que el X3000 de Shacman es fabricado en nuestro país, específicamente en Ciudad Sahagún, Hidalgo, como parte del acuerdo que el fabricante chino tiene con Giant Motors Latinoamérica para fabricar unidades.

“Durante los primeros cinco años, la marca espera fabricar en la planta unos 5,000 camiones que se destinarán al mercado doméstico, pero a mediano plazo la meta es exportar a los países de América Latina donde ya tiene presencia comercial”, dijo a Reuters el director general de Shacman en México, Carlos Pardo.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button