Todo lo que debes saber de la salida a Bolsa de Uber

Uber protagonizará el próximo viernes la mayor salida a bolsa de los últimos años, pero está condicionada por el fracaso de su competidor Lyft, que pierde un 27% desde su debut hace aproximadamente un mes. A pesar de la fuerte sobredemanda que está recibiendo por su oferta, los colocadores barajan situar el precio en la parte media o por debajo del rango establecido, fijado entre 44 y 55 dólares por acción, lo que supone valorar la compañía en 85,000 millones de dólares. Lejos de la valoración de Goldman Sachs y Morgan Stanley de 120.000 millones que establecieron el año pasado en los preparativos para su salida a bolsa.

Hoy los bancos coordinadores de la salida a bolsa Uber fijarán el precio de debut. Según The Wall Street Journal, actualmente los inversores están entrando en la operación en la mitad inferior del rango que se sitúa entre 44 dólares y 50 dólares. El precio medio se situaría en 47 dólares por acción, que supone una valoración de 86,000 millones de dólares.

Las cifras están lejos de las expectativas que había levantado en el último años la compañía. En los primeros pasos para salir a bolsa, Goldman Sachs y Morgan Stanley habían valorado la empresas en 120,000 millones de dólares. Posteriormente, quedó recortado entre 90,000 millones y 100,000 millones en la documentación remitida a los inversores que tenían bonos convertibles.

Las cifras están lejos de las expectativas que había levantado en el último años la compañía

El gran unicornio, empresas valoradas en más 1,000 millones que todavía no han salido en bolsa, se mueve entre la promesa de un negocio disruptivo y las pérdidas multimillonarias que genera poniendo en duda su viabilidad a medio plazo. En los tres primeros meses de 2019, Uber registró pérdidas estimadas de entre 1,000 y 1,100 millones de dólares (898 y 988 millones de euros), frente a las ganancias de 3.748 millones de dólares (3.366 millones de euros) del mismo periodo de 2018, mientras que su facturación entre enero y marzo habría alcanzado entre 3,043 y 3,104 millones de dólares, frente a los ingresos de 2,584 millones de dólares del primer trimestre de 2018.

Asimismo, la plataforma informa en el folleto de la operación de que en 2018 registró un beneficio neto atribuible de 997 millones de dólares, frente a las pérdidas de 4,033 millones de dólares de 2017, mientras que sus ingresos crecieron un 42%, hasta 11,270 millones de dólares.

A los números rojos que presenta se une la creciente desconfianza del mercado hacia el sector tecnológico. Las altas valoraciones y cotizando en máximos históricos muchos inversores se plantean si este tipo de compañías están sobre valoradas.

Uber vende como principales atractivos su tecnología pionera y su gigantesca red internacional

Como la mayor aplicación mundial de alquiler de vehículos con chófer, Uber vende como principales atractivos su tecnología pionera y su gigantesca red internacional, ya que cuenta con 91 millones de usuarios repartidos en 700 ciudades de 63 países.

Uber asegura contar con casi cuatro millones de conductores que cubren 17 millones de viajes al día. Pero más allá, en su último informe económico intenta atraer a los inversores subrayando que solo el 2% de la población de los países en los que está implantada ha hecho uso de su aplicación, por lo que le queda un enorme recorrido de mercado.

Asimismo, ofrece como ejemplo de su continua expansión el aumento del número de empleados en todo el mundo, que ha pasado de 159 en diciembre de 2012 a 22,263 al cierre del año pasado.

Y muy presente en la memoria está la decepcionante salida a bolsa de Lyft, directo competidor de Uber. La compañía debutó a 72 dólares y se estrenó con una subida del 8%, pero desde entonces lleva acumulada una caída del 27%. Los colocadores jugaron a exprimir al máximo la salida a bolsa y el mercado ahora le está dando la espalda. Ayer cayó casi un 11% después de presentar sus primeros resultados desde que cotiza. La entidad ha registrado unos ingresos de 776 millones de dólares, un 95.3% más que hace un año, y una pérdida neta de 1,138 millones de dólares. La empresa ahonda así en sus números rojos que han aumentado un 385% con respecto al primer trimestre de 2018, cuando perdió 234.3 millones de dólares.

El fondo de SoftBank sacará unas plusvalías de 3,000 millones de dólares

Otro factor que está poniendo a prueba la confianza de los inversores son las huelgas convocadas por los conductores de Uber y Lyft en Estados Unidos. Protestan por sus bajos salarios y pone en evidencia el modelo de negocio de ambas compañías, basado en costes operativos de personal muy bajos.

Pese a las malas sensaciones la salida a bolsa de Uber supondrá grandes beneficios para sus principales accionistas. Vision Fund, el fondo especializado en tecnológicas de SoftBank, sacará unas plusvalías de 3,000 millones de dólares. A principios de 2018 adquirió el 15% por 7,700 millones de dólares. La operación se cerró con una valoración de 48,000 millones.

Fuente Economia Hoy

Te puedes interesar

Estafeta compra 49 Nuevos Cascadias

Estafeta, la empresa mexicana de paquetería y mensajería invirtió 174 millones de pesos (mdp) para la …

A %d blogueros les gusta esto: