Seguros y riesgos de la carga marítima en tiempos de la Pandemia

De acuerdo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en operaciones normales, el transporte marítimo es, sin duda, la columna vertebral del comercio mundial pues alrededor del 80%del volumen de mercancías se trasladan por barco a través de los puertos de todo el mundo.

En este contexto, México se enlaza por vía marítima con 131 países y más de 490 destinos de los cinco continentes; sin embargo, la pandemia de coronavirus COVID-19 ha obligado a varias industrias a disminuir el ritmo de producción, afectando las cadenas de suministro internacional.

En la actualidad, todas las empresas navieras tienen la obligación de ofrecer una cobertura al momento de utilizar sus servicios de transportación, sin embargo, en la práctica esta cobertura usualmente es limitada, por lo que

Expertos sugieren que cada empresa contrate un programa de seguros con cobertura mundial mediante la cual puedan garantizar una protección más robusta para sus mercancías, amparando tanto las Importaciones como las Exportaciones.

Si bien las pólizas de Transporte de Mercancías están diseñadas para hacer frente a los daños directos que puedan sufrir los bienes al momento de encontrarse en tránsito, estas coberturas no están diseñadas para hacer frente a pérdidas consecuenciales tales como los retrasos o cargos por demora.

Bajo estas circunstancias en la logística de transportación marítima, uno de los puntos importantes que se deben de cuidar en los esquemas de aseguramiento son los Límites de Responsabilidad por Embarque a fin de ajustarlos puntualmente, evitando caer en escenarios de un bajo aseguramiento, lo que deriva en caso de un siniestro, que las Compañías de Seguro penalicen la indemnización con la aplicación de la Cláusula de Proporción Indemnizable. 

Otro de los casos que recurrentemente se están presentando es el retraso en la recepción y despacho de embarcaciones, lo que genera acumulación de inventarios en los recintos fiscales o aduanales.

Para hacer frente a estos sucesos es indispensable solicitar a las Compañías de Seguros que se amplíen los días de cobertura mientras se encuentran en el proceso de Importación o Exportación, así como el Límite Máximo que por acumulación pudiera requerirse en estos procesos en la logística.

Es importante tener en cuenta los alcances y principales coberturas de los contratos de seguro de transporte. Algunos de los riesgos que se pueden amparar para el transporte marítimo son los siguientes:

RIESGOS ORDINARIOS EN TRANSITO:

  • Incendio, rayo y explosión.
  • Varadura, hundimiento, colisión del barco.
  • La pérdida de mercancía por maniobras de carga o descarga.
  • Transporte de embarcaciones menores desde o hasta el buque que transporta la mercancía.

ROBO DE MERCANCÍA

Cubre los bienes asegurados contra la falta de entrega por robo con violencia y/o asalto perpetrado por personas que dejen señales visibles de violencia en los empaques y/o medios de transporte, ya sea mediante el uso de la fuerza o violencia moral o física sobre las personas encargadas del transporte o custodia de los bienes; así como por extravío o robo, cuando se empleen vehículos propiedad de terceros.

CONTAMINACION POR CONTACTO CON OTRAS CARGAS

Cubre los bienes asegurados contra los daños materiales que puedan sufrir, por contaminación al estar en contacto con otras cargas, originados por la rotura del empaque o contenedor. 

ECHAZÓN

Cubre la pérdida o daño de los bienes asegurados cuando éstos son arrojados intencionalmente al mar por órdenes del Capitán de la embarcación, siempre que tales circunstancias queden asentadas en el cuaderno de bitácora del buque en que están siendo transportados, al igual que las causas que la originaron.

BARREDURA

Barredura sobre cubierta por las olas, no obstante, a que las ordenanzas marítimas permitan que se transporte mercancía sobre cubierta o cuando las mercancías sean transportadas en contenedores.

“Las administraciones portuarias mexicanas están cumpliendo con los protocoloscorrespondientes en materia sanitaria para detección de casos sospechosos de COVID- 19 sin introducir obstáculos a las operaciones de los buques y los puertos. Sin embargo, en un escenario tan cambiante como el que enfrentamos, es preciso estar conscientes de los riesgos y anticipar a nuestros clientes los trastornos que pueden derivarse en los servicios de logística en el puerto o bien, el cierre potencial de algunos puertos”, indica Ricardo Alvarado.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button