Se requiere plan de renovación de unidades de transporte urbano en la CDMX

Para erradicar los microbuses de la Ciudad de México se requiere un esfuerzo de inversión sostenido del Gobierno capitalino durante todo el sexenio para renovar la flota vehicular, apoyar a los concesionarios y crear infraestructura vial que dé preferencia al transporte público.

Así lo consideraron especialistas en transporte, quienes opinaron que el Gobierno debe crear programas de bonos de chatarrización que alcancen el 20 por ciento del precio actual de las unidades de transporte que, dependiendo de la tecnología anticontaminante, alcanzan un costo de hasta los 2.5 millones de pesos cada uno.

Además, invertir en la creación de carriles exclusivos, preferenciales y paradas establecidas para que el transporte tenga prioridad en las vialidades.

Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), consideró que las administraciones del gobierno capitalino encabezadas por Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera se plantearon erradicar a los microbuses, pero no lo lograron.

Ahora, la jefa Gobierno, Claudia Sheinbaum, deberá impulsar el cambio de modelo de negocio, implementar sociedades mercantiles que han demostrado que sí funcionan, inyectar hasta 16 mil millones de pesos para la renovación y apoyar a los concesionarios con bonos de chatarrización del 20 por ciento del valor de la unidad nueva.

Víctor Alvarado, coordinador de proyectos para Transita Seguro México A.C., agregó que el esfuerzo para la transformación debe ser sostenido durante toda la administración y las siguientes.

Además, deben desarrollar infraestructura vial para que el transporte público tenga preferencia de paso sobre los automóviles particulares.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button