Panorama actual del autotransporte de carga en México

El autotransporte de carga representa el 3.34% del PIB en México según datos reportados por el INEGI en su último informe. Está presente en 71 ramas de la industria, participando desde el traslado de insumos y materias primas a las fábricas para su producción, hasta la distribución del producto ya terminado en Centros de Distribución y tiendas físicas.

El transporte por carretera cubre el 82% del servicio en México trasladando 457 millones de toneladas en el último año, quedando (por mucho) arriba del transporte marítimo, aéreo y férreo.

El peso económico que tiene en la producción y distribución de mercancías hace que los líderes industriales y el gobierno a desarrollen estrategias integrales que impulsen al sector logístico y reduzca las pérdidas que ha dejado la incertidumbre económica y de seguridad.

El transporte de carga es un pilar dentro de la economía mexicana, y para los encargados de logística, es necesario comprender el panorama actual para desarrollar estrategias que optimicen su cadena de suministro y aporten a la industria del transporte.

Robo al autotransporte

En el último año, el autotransporte de carga ha sido un tema de conversación frecuente en los medios de comunicación, ya que el robo de mercancía en carretera ha tenido un incremento del 30%, generando fuertes pérdidas a las empresas y a las líneas transportistas.

Esto ha obligado a las autoridades y a las empresas a desarrollar planes emergentes para contener este síntoma, tales como cambiar la categoría del robo a delito grave, y solicitar el apoyo de la Guardia Nacional para monitorear las carreteras con puntos rojos de delincuencia. Si bien, el robo a camiones de carga no es algo nuevo, los esfuerzos por contenerlo no han demostrado muchos resultados.

Panorama Económico

La desaceleración económica es un tema que genera incertidumbre a todo el país, ocasionando que las empresas busquen formas de reducir gastos para mantener su cadena de suministro funcionando, reduciendo la producción y/o buscando nuevos proveedores con tarifas más bajas.

Cambios en el mercado

Como ya lo mencionamos, la situación económica y la inseguridad son dos factores que golpean fuerte a las empresas, sin embargo, no son las únicas afectadas, pues las líneas transportistas también presentan problemas en su operación.

El riesgo en carretera, el casi nulo incentivo que el gobierno y las compañías ofrecen a los operadores provoca una disminución de operadores que puedan prestar su servicio. Se espera que en la próxima época se retiren el 40% de los operadores.

Además de esta pérdida de profesionales del transporte, la desaceleración económica hace que la renovación vehicular de flotillas disminuya por temor al endeudamiento anticipado y la incertidumbre de poder recuperar su inversión.

Marco regulatorio

Aunque uno de los objetivos de la SCT es optimizar la movilidad de sus vías, disminuir los índices de contaminación y optimizar procesos logísticos, cada estado cuenta con sus propias regulaciones de tránsito, esto dificulta la movilidad del autotransporte causando caos viales, pérdida de citas e infracciones a los transportistas.

Así como la nueva Ley de Ingresos de la Federación 2020, y la disminución a los estímulos fiscales aplicados al diesel y a las cuotas de peaje de la red nacional de autopistas, afectan a las líneas transportistas.

Nuevas tecnologías

El comportamiento de usuarios marca una tendencia de cambio basada en nuevas tecnologías, facilitando en gran parte las actividades diarias de una persona. Para las empresas pasa lo mismo, pero simplificando procesos aún más robustos.

Hablando específicamente del sector de logística y transporte, cada vez son más relevantes las plataformas que ayudan a agilizar la cadena de suministro de las empresas, vale la pena que los encargados de compras y operaciones comiencen a considerar la implementación de nuevas tecnologías que ayuden a optimizar sus procesos.

En el caso de la logística, hay plataformas como Yetcargo que ayudan al departamento de operaciones y logística a encontrar transporte de carga de una manera más rápida, donde la solicitud se hace desde una plataforma digital y conecta con más de 400 unidades de carga listas para transportar.

Estos modelos de negocio son el futuro de la logística, ya que ayuda generar inmediatez a la hora de solicitar fletes locales y foráneos, haciendo más fácil a las empresas el traslado y distribución de mercancía.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button