CombustibleÚltimas noticias

Misión imposible: No se podrá renovar flotas si no hay diésel UBA suficiente

De los 140,000 transportistas registrados ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT, más del 80% son hombres camión, es decir micro y pequeños empresarios.

La caída del mercado interno del 76.9% derivada de la pandemia por el Covid-19, ha obligado a la mayoría de ellos a reducir sus costos de operaciones para poder subsistir.

No obstante, la NOM-044 de la SEMARNAT establece que todos los vehículos pesados vendidos a partir de 2021 deben contar con tecnología que elimine en más de 99% los contaminantes más peligrosos, por lo que el uso del diésel Ultra Bajo en Azufre (UBA) será obligatorio.

En menos de 8 meses sólo se podrá importar o fabricar vehículos pesados con esta nueva tecnología, el problema es que en México no hay suficiente diésel UBA para abastecer, lo que afectaría severamente la renovación de flotas para los micro, pequeños y medianos transportistas.

En un principio, Pemex produciría diésel UBA a nivel nacional mediante un plan de reconfiguración de sus 6 refinerías, pero solo la mitad de ellas ha efectuado ese proceso hasta la fecha.

Un muestreo elaborado por la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores, AMDA, durante julio y agosto de 2019, reveló que sólo el 75% de las muestras recolectadas cumplían con el límite máximo de azufre (15 partes por millón, ppm) establecido en la norma.

El pasado 30 de abril, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), autorizó que PEMEX Transformación Industrial suministrara diésel regular o de 500 ppm de azufre en algunas terminales de Veracruz, Oaxaca, Puebla y Guerrero, lugares donde debía destinarse diésel UBA.

Piden que actual y nueva tecnología convivan

“No hay suficiente diésel UBA en México, si de por si es difícil renovar la flota con unidades nuevas para los transportistas, con la falta de este diésel no la podrán hacer”, sostuvo Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT, durante la reunión a distancia de legisladores con la industria automotriz.

Representantes del sector piden que ambas tecnologías convivan hasta que PEMEX pueda tener el diésel UBA, y ya una vez que se obtenga, se haga obligatoria la tecnología más nueva.

El titular de ANPACT asegura que es mejor renovar con la tecnología vigente que tiene menos de un año de haberse implementado (Euro V/ EPA 7, a la par de Euro VI/ EPA 10 que son las nuevas tecnologías) que simplemente no renovar. Esta acción no implicaría un gasto o una erogación del presupuesto de egresos.

Lo anterior ayudaría al transportista a renovar su flota en una etapa crítica donde necesita un vehículo más eficiente, que consuma menos combustible, más limpio y más seguro; al mismo tiempo, sería una solución que ayudaría a disminuir emisiones al medio ambiente.

Cabe mencionar que PEMEX sólo tiene la obligación de abastecer de diésel UBA en el 19% de los municipios del país hasta 2025.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close