CombustibleInseguridadÚltimas noticias

Menos de 1,000 detenidos por huachicolear en la era AMLO

Respecto a las carpetas de investigación con detenidos por robo de hidrocarburos, la Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz Manero, señala que de 2017 a 2019, fueron detenidos y consignados cinco mil 101 presuntos huachicoleros en todo el país. Un total de mil 641 en 2017, para el años siguiente fueron dos mil 516 en 2018, y el primer año de López Obrador solo fueron detenidas 944 personas.

Durante el primer año de la actual administración federal, la FGR reportó que en enero fueron detenidas 145 personas, 104 en febrero y a partir de marzo la cifra bajo a dos dígitos mensuales, hasta llegar a 53 en diciembre que lo convierte en el mes con la cifra más baja de detenidos por huachicol.

En enero de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un plan conjunto del gobierno de la República para combatir el robo de hidrocarburos de Pemex, un delito por el que se pierden 200 millones de pesos diarios.

“Con lo que se han robado este año alcanzaría para financiar el 40 por ciento de una refinería o, para ponerlo en otros términos, tres años de robo de combustible es equivalente a una refinería nueva”, dijo López Obrador durante la conferencia mañanera.

El ejecutivo federal refirió que en promedio se pierden 600 pipas diarias, cada una contiene 15 mil litros de combustible, lo que en dinero significa una pérdida de cerca de 200 millones de pesos diarios.

Con las investigaciones que se tenían hasta ese momento, el gobierno federal asevero que la ordeña de ductos es una pantalla para el negocio del robo de combustible, pues no existe explicación para la distribución de más de mil pipas diarias fuera de las rutas de distribución. 

“Hay hipótesis de que de todo el robo sólo el 20 por ciento se da con la ordeña de ductos, es una especie de pantalla, la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades, y con una red de distribución; entonces son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”, sostuvo.

El 20 de diciembre de 2018, -a punto de cumplir su primer mes de gobierno, el presidente Obrador, puso en marcha un plan coordinado por 15 dependencias, entre ellas la Secretaría de la Defensa Nacional, la de la Marina, la de Trabajo y Previsión Social, Gobernación, así como la Función Pública, para detectar los puntos de fuga de combustible al interior de Pemex, y se resguardarán las instalaciones de distribución para combatir a los delincuentes externos a la institución.

En este sentido, el Secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Cresencio Sandoval, informó que tanto la dependencia a su cargo, como la Marina resguardan 73 instalaciones estratégicas: seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, dentro de la que se encuentra una marítima; 12 estaciones de rebombeo y el centro de control México, “haciendo un total de 58 instalaciones y cubriendo lo que se contempla en 15 sistemas de distribución”.

En lo que va de la actual administración, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ha congelado cuentas bancarias a 435 personas con un monto de más de 3 mil millones de pesos que son investigadas por huachicol.

El Fiscal de la UIF, Santiago Nieto Castillo ha informado que la unidad a su cargo ha congelado cuentas por más de tres mil millones de pesos por lavado de dinero en delitos de corrupción, tráfico de drogas y robo de hidrocarburos.

Posteriormente, en enero pasado, la UIF descubrió una red criminal dedicada al huachicoleo que llegó a blanquear en el sistema financiero mexicano hasta 2 millones 516 mil pesos cada día en 2018 y 2019.

La red criminal, vinculada a José Antonio Ortiz Yepez, El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, identificado como el principal orquestador del robo de huachicol en el Bajío, utilizaba 25 empresas para intentar engañar a la hacienda pública, a través de cuentas bancarias en diversas instituciones financieras, mediante las cuales triangulaban los recursos para realizar transacciones legales con dinero obtenido por la venta y distribución ilegal de combustibles.

En el rastreo de cuentas, se descubrió que las operaciones se efectuaron a través de compañías que simulaban la compra–venta de gasolina con estaciones de servicio establecidas, y con el apoyo de empresas de transporte.

También se detectó que blanqueaban el dinero mediante la compra-venta de inmuebles. Con estas acciones fueron detectadas las cuentas bancarias de los involucrados en el negocio ilícito.

La Unidad encabezada por Santiago Nieto logró así, bloquear las cuentas bancarias de 34 personas físicas y 24 morales, por un monto de 918 millones, 578 mil 652 pesos.

Se dio a conocer que la red criminal contaba con una flota de camiones para abastecer combustible en una amplia zona geográfica del territorio nacional, lo cual le permitía llevar a cabo el lavado de dinero.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button