Los taxis del futuro podrían servir (también) como transporte de mercancías

“Híjole joven, para allá no voy”.

¿Cuántas veces no escuchamos esta frase cuando queríamos abordar algún taxi?

Esto dejará de pasar en el futuro. El desarrollo de los ‘taxis del mañana’ se está orientando a crear unidades sin conductor, eléctricas, que estén interconectadas y que sean sumamente polivalentes.

Hasta ahora se han realizado pruebas para que este tipo de unidades autónomas puedan ser abordadas por personas, pero ¿qué pasaría si además de trasladar pasajeros pudiera también transportar mercancías?

No, nos volvimos locos (o al menos eso creemos).

La empresa rusa SberAutoTech reveló recientemente un prototipo de su propio vehículo autónomo para la movilidad futura, FLIP, el cual fungirá como taxi.

El vehículo autónomo ha sido desarrollado para igualar el nivel más alto en la clasificación internacional de automatización de conducción, a través de TI de vanguardia.

¿Taxi o vehículo de carga?

El vehículo se sirve de una plataforma eléctrica patentada impulsada por un motor eléctrico alimentado por un módulo de batería reemplazable en el núcleo de FLIP.

La diferencia con coche convencional es que las baterías se pueden reemplazar en cinco minutos. Por lo tanto, el vehículo está listo para continuar el viaje en un tiempo comparable al repostaje de un automóvil convencional.

Aquí es donde, este vehículo pensando como taxi, puede tener la alternativa de fungir como unidad de carga.

“Combinado con la arquitectura flexible de la tecnología de conducción autónoma de SberAutoTech, esto nos permitirá implementar soluciones en una variedad de verticales, como transporte de carga, última milla y taxis”, dijo David Rafalovsky, Vicepresidente Ejecutivo de la compañía.

Las baterías de intercambio rápido son una solución que elimina los desafíos actuales del mercado de vehículos eléctricos, como el extenso tiempo de carga y los altos precios de las baterías.

Además, FLIP está diseñado para funcionar tanto con electricidad como con otros combustibles alternativos como gas natural e hidrógeno.

La nueva movilidad impulsada por FLIP promete reducir la cantidad de vehículos en las calles, resolver el problema de la última milla y ofrecer un nivel de comodidad que aún no se puede lograr con el transporte público.

Incluso, el diseño de la plataforma eléctrica de FLIP promete una variedad de carrocerías: pasajeros, camiones o uno combinado.

Espacioso

FLIP tiene las dimensiones de un auto de pasajeros convencional, pero tiene un 40% más de espacio interior gracias a un diseño libre de los elementos que ocupan espacios típicos de los vehículos con motores de combustión interna.

FLIP utiliza una combinación de radares y cámaras para evaluar el entorno de la carretera. A la par, es compatible con V2V y V2X, por lo que está listo para interactuar con otros FLIP y la infraestructura vial.

Un prototipo funcional del vehículo se mostró a principios de junio, durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

SberAutoTech realiza las pruebas actuales de los prototipos FLIP en pistas cerradas para cumplir con la legislación rusa actual sobre vehículos autónomos.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button