Los británicos también sufren de falta de operadores

El ministro británico de Transporte, Grant Shapp, afirmó este viernes que la pandemia es “la causa principal” de la carencia de conductores de camiones en el país después de que la crisis del sector afectara al combustible con el cierre de varias gasolineras por falta de suministro.

Shapps fue hoy entrevistado por Sky News después de que la petrolera británica BP anunciara ayer que había clausurado “temporalmente” algunas de sus estaciones de servicio ante la falta de suministro tanto de gasolina como de diésel debido a la crisis que atraviesa el sector del transporte nacional.

“El consejo (a los conductores británicos) sería continuar con normalidad, y eso es lo que también está diciendo BP”, afirmó hoy Shapps al citado canal sobre esa situación.

El ministro recordó que “el problema no es nuevo” y explicó que “ha habido una carencia de conductores desde hace varios meses durante esta pandemia, ya que durante el confinamiento no pudieron someterse a sus exámenes (a conductor de camión de mercancías) y eso es lo que ha llevado a este problema”.

En este sentido agregó que “cada vez hay más tests disponibles con lo que (el problema) se debería ir solucionando con rapidez”.

Shapps insistió en que la pandemia ha sido “la causa principal” de la carencia de estos profesionales y remarcó que se trata de “un problema global”, que ha afectado “particularmente a Europa”.

Por su parte, la Asociación de Transporte por Carretera británica (RHA, en inglés) urgió hoy al Gobierno británico a que relaje las restricciones a los visados de trabajadores extranjeros a fin de aliviar la escasez de conductores en el país.

En declaraciones hechas a la BBC, el responsable de la RHA, Rod McKenzie, alertó de que cada semana son más los conductores que abandonan la profesión que aquellos que se unen a ella.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button