Inseguridad arrastra venta de autos de lujo

La venta de autos de lujo en el país se ha desplomado en los últimos meses. Tan sólo entre enero y abril, la colocación de este tipo de unidades cayó 24.3 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

La historia es muy distinta a la de 2018, cuando la venta de vehículos de este segmento (que se distinguen por tener características superiores en calidad y equipamiento, como son los Audi, BMW, Mercedes Benz, Jagauar y Lincoln, entre otros), creció a doble dígito en los primeros cuatro meses del año.

Este freno está relacionado a factores como el alza en los índices de inseguridad, la incertidumbre económica y el aumento en los precios de las unidades, que de acuerdo con la consultora Kaso & Asociados ha sido de 7.1 por ciento en promedio en lo que va del año.

“Es un hecho, y las cifras hablan por sí solas, que la inseguridad subió en los primeros meses del año, eso ha pegado en las ventas. Los vehículos de lujo son los más sensibles a esta cuestión de la seguridad, porque la gente no se quiere arriesgar a perderlos”, comentó Armando Soto, presidente de la consultora.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), entre abril de 2016 y marzo de este año el robo de vehículos asegurados aumentó 50 por ciento, mientras que la recuperación de unidades robadas es de menos de cuatro por cada 10. Soto añadió que el aumento de precios, la caída en el crédito automotriz y la incertidumbre económica son factores que están desincentivando la adquisición de vehículos de lujo.

“El hecho de que las expectativas económicas se han venido deteriorando y que son vehículos sensibles a lo que pasa en el tipo de cambio, que aunque se ha mantenido estable viene de un par de años con depreciaciones fuertes, ha tenido un impacto en los precios y ventas de estas unidades”, apuntó.

La tendencia de compra también afecta a la industria. De acuerdo con Guillermo Rosales, director general adjunto de la AMDA, la comercialización de vehículos de usos múltiples creció más de seis puntos porcentuales desde 2010, para tener 27 por ciento de la participación de mercado, a costa de las ventas de autos compactos y de lujo.

“Adicional al incremento de los precios de los bienes y servicios, y a las restricciones en la capacidad de endeudamiento de los consumidores, que inhiben el otorgamiento de créditos para la adquisición de vehículos, se observa un cambio en las preferencias hacia los vehículos de usos múltiples en detrimento de estos segmentos”, comentó.

No obstante, las armadoras se muestran optimistas. Al menos BMW Group dijo que el mercado premium mexicano históricamente registra más ventas en la segunda mitad del año, por lo que consideró prematuro evaluar la caída de ventas en el segmento como una tendencia.

“Entendemos que 2019 será un año de muchos retos y volatilidad para el segmento automotriz en México, pero seguimos confiados en que creceremos por arriba del segmento de lujo”, respondió en un correo electrónico, Vladimir Mello, director de Comunicación Corporativa para Latinoamérica de la compañía.

Fuente OEM

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ TU COMENTARIO!

Back to top button