General Motors se declara no responsable del conflicto laboral en Silao

General Motors (GM) de México negó que la empresa viole los derechos laborales de sus trabajadores en el complejo de Silao, en Guanajuato.

En un comunicado, la compañía indicó que contrató a un consultor externo para realizar una revisión independiente y condenó las acciones para limitar el contrato colectivo de trabajo.

“En GM, respetamos y apoyamos los derechos de nuestros empleados para tomar una decisión personal acerca de la representación sindical y cualquier negociación colectiva en su nombre. GM condena las violaciones a los derechos laborales y las acciones para limitar el contrato colectivo de trabajo”, informó en un comunicado.

La aclaración de General Motors se da luego que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social reconoció que encontró “irregularidades graves” en una votación sindical de la planta de Silao.

Y ordenó al sindicato reponer el proceso de votación en un plazo improrrogable de 30 días.

¿Qué pasó?

El lunes, sindicatos estadounidenses y mexicanos interpusieron la primera queja laboral contra México dentro del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, o T-MEC.

En la queja se alega que México no está cumpliendo con el compromiso estipulado en el tratado de garantizar a los trabajadores el derecho a organizarse libremente y unirse al sindicato que prefieran.

Pues en abril de este año en una votación sobre si un sindicato de la vieja guardia seguiría representando a un grupo de trabajadores tuvo que posponerse ya que se destruyeron boletas.

Israel Cervantes, quien encabeza la campaña Generando Movimiento para tener un nuevo sindicato en las fábricas de transmisiones y camionetas de GM, dijo que funcionarios sindicales de la vieja guardia habían abierto las urnas, destruyeron los votos que decían “no” y los reemplazaron con boletas marcadas con “sí”.

Por su parte, GM indicó que la compañía no se involucró en las presuntas violaciones de las boletas.

Apenas el martes, miembros de un comité del Congreso de Estados Unidos indicaron que la automotriz General Motors que debe respetar los derechos laborales en México, citando en una carta dirigida a su presidenta, Mary Barra, informes “inquietantes” de violaciones en su planta en Silao, en el central estado Guanajuato.

Además, el gobierno de Estados Unidos pidió a México que examine presuntas violaciones de derechos laborales en la planta.

Gracias al T-MEC, si México no cumple con las nuevas normas del tratado debe someterse a paneles de resolución de disputas, lo cual podría derivar en que se prohíba que el producto de una fábrica ingrese a Estados Unidos.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button