Este es Maglev, el tren chino que viaja por levitación magnética a 600 kms/ hr

Presentado en mayo pasado, el vehículo de transporte promete conectar al país oriental de manera rápida y eficiente gracias a que alcanza velocidades cercanas a viajes aéreos. El proyecto contempla que este 2020 comience su producción y el 2021 se someta a pruebas exhaustivas y se aliste para la fabricación comercial.

Un tren bala flotante capaz de alcanzar hasta 600 kilómetros por hora. Lo que puede sonar como un sueño, es un proyecto tecnológico que cada vez está más cerca de convertirse en realidad al otro lado del mundo.

Así se confirmó el ambicioso proyecto de la compañía estatal China Railway Rolling Stock Corporation (CRRC), el mayor proveedor mundial de equipos de transporte ferroviario, quienes presentaron en mayo pasado el primer prototipo de tren Maglev -levitación magnética por sus siglas en inglés-, el cual esperan que alcance la velocidad mencionada. Luego de tres años de investigación, el primer tren salió de la línea de producción de Qingdao, ciudad costera que colinda con Corea del Sur, contemplando un cuerpo ligero con diseño de alta resistencia, lo que sienta las bases para el desarrollo de cinco prototipos más basados en la ingeniería Maglev, los cuales ya están en prueba para concretar su fabricación en masa en 2021.

China ha desarrollado una extensa línea de trenes de alta velocidad que supera los 20.000 km de extensión con trenes que se desplazan entre los 250 y 350 km/hr, mientras que la velocidad de crucero de los aviones comerciales es de aproximadamente 900 km/h.

Los expertos consideran que el debut del prototipo marca “un gran avance” por parte del gigante asiático en la industria ferroviaria. Como antecedente, la principal dificultad para aumentar la velocidad de un tren se relaciona con los elementos que están sometidos al roce de ruedas y el toma corriente. Lo que hace la levitación magnética es eliminar todo contacto con superficies suprimiendo el roce, lo que permite velocidades mucho mayores a las actuales.

“China ha generado un amplio plan de transportes en respuesta a los crecientes niveles de congestión y contaminación”, dijo José Luis Domínguez, subsecretario de Transportes de Chile.

Un avance hacia el futuro que para José Luis Domínguez, subsecretario de Transportes de Chile, se debe al vertiginoso desarrollo de China, el cual “ha generado un amplio plan de transportes en respuesta a los crecientes niveles de congestión y contaminación. En las grandes ciudades se ha privilegiado intensivamente nuevos proyectos de la red de Metro y debido a la contaminación, se ha optado por la incorporación masiva de buses eléctricos”.

Domínguez asegura que China ha desarrollado una extensa línea de trenes de alta velocidad que supera los 20.000 km de extensión con trenes que se desplazan entre los 250 y 350 km/h, mientras que la velocidad de crucero de los aviones comerciales es de aproximadamente 900 km/h. Un tren de levitación magnética de alta velocidad que se ejecuta a 600 km/h podría reducir la brecha entre el ferrocarril de alta velocidad y los viajes aéreos, explicó Feng Hao, investigador del Instituto de Transporte Integral de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China.

Entre los objetivos planteados por CRRC, la empresa busca que el moderno tren transforme el “panorama turístico en China”, ya que complementará las opciones que existen hoy día entre trenes comunes y aviones. Una de las rutas posiblemente beneficiada es la que conecta Beijing con Shanghai, la cual representa unas 5,5 horas en tren de alta velocidad 4,5 horas en avión, incluyendo los preparativos de abordaje y descenso. Con el nuevo Maglev el tiempo se reducirá a 3,5 horas.

“Un tren de levitación magnética de alta velocidad que se ejecuta a 600 km/h podría reducir la brecha entre el ferrocarril de alta velocidad y los viajes aéreos”, dijo Feng Hao, investigador del Instituto de Transporte Integral de China.

Ding Sansan, jefe del equipo de investigación y desarrollo del tren e ingeniero jefe adjunto de CRRC Qingdao, confirmó en la presentación del prototipo que se “ha logrado la levitación estática y está en perfectas condiciones”. El profesional agregó que el avance puede ayudar a comprobar y optimizar las tecnologías clave y los componentes del sistema básico del sistema de levitación magnética de alta velocidad y sentar una base tecnológica para un prototipo de ingeniería.

Pioneros en la industria

El proyecto de transporte es parte clave dentro del XII Plan Quinquenal (2011-2015) del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China, que busca promover un sistema ferroviario avanzado. La planificación contempla que en 2020 comience su producción y el 2021 se someta a pruebas exhaustivas y se aliste para la fabricación comercial.

A la par del tren Maglev, CRRC construye un centro experimental y un centro de producción de prueba para los trenes de levitación magnética de alta velocidad, los cuales según Ding esperan estar funcionando desde mediados de 2020. La investigación y el desarrollo se concentran en un prototipo de ingeniería de cinco vagones.

China ha sido uno de los pioneros en el desarrollo de tecnología Maglev, ello ya que la primera línea de levitación magnética del mundo, capaz de alcanzar velocidades de 430 km/h, fue lanzada en Shanghai en el 2002

Feng Hao indicó que el prototipo “está un paso más cerca de la capacidad de producción en la ingeniería de levitación magnética de alta velocidad”. Frente al panorama internacional, Japón es el rival más competitivo en el desarrollo de sistemas ferroviarios con tecnología Maglev. Según South China Morning Post, en los últimos cinco años ha estado buscando competir con China por obtener licitaciones de proyectos ferroviarios y vinculados a este sector en mercados como la India, Tailandia, Malasia e Indonesia.

Otro antecedente es que en 2015, un tren de levitación magnética japonés alcanzó los 603 km/h en una pista experimental, alcanzando el actual récord en el transporte. Asimismo, Japón planea para el 2027 tener en funcionamiento sus trenes de levitación magnética de 500 km/h.

Sin embargo, China ha sido uno de los pioneros en el desarrollo de tecnología Maglev, ello ya que la primera línea de levitación magnética del mundo, capaz de alcanzar velocidades de 430 km/h, fue lanzada en Shanghai en el 2002. El recorrido contempla un tramo de 30 kilómetros entre el aeropuerto de Shanghai Putong y el centro de la ciudad, siendo a día de hoy el sistema comercial Maglev más rápido del mundo.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button