Es “brutal” el incremento del diésel: Canacar

El fin de semana llegó con la reducción del estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios para la gasolina Premium, además de la reducción del beneficio para la Magna, así como del diésel; y de igual modo el incremento al precio de este último combustible, lo que lesiona seriamente a la economía, particularmente del sector autotransporte de carga.


Roberto Díaz Ruiz, presidente de la Canacar, resaltó que el diésel ha tenido “un incremento brutal”, pues subió 17.7% su valor, “si bien a todos nos afecta la eliminación del IEPS a la gasolina Premium y la reducción en la Magna, para nosotros se tiene un golpe más con el constante aumento que ha tenido el diésel”.


En el caso de los tráileres de modelos más recientes, el costo se incrementa en un 53%, considerando que un 35% del gasto consiste en diésel y el 18% se va para el pago de casetas, lo que resta la rentabilidad de la actividad, toda vez que se ha decidido no reflejar ese aumento en el costo del servicio todavía.


Pero se debe considerar que la mayor parte del parque vehicular es de modelos de seis años para atrás, de ahí que hasta un 45% de su gasto se destina a la compra de combustible y se agrega el 18% de las autopistas.


Ante esta situación, lo que se buscará es una reunión con las autoridades federales, con la idea de sensibilizarlas sobre la situación actual, pues la pandemia ha dejado un lastre importante en la economía de todos los sectores, y al no haber salido todavía de esa situación, provoca incertidumbre sobre lo que pudiera ocurrir con aquéllas que no estén en condiciones de solventar tanto incremento en insumos y servicios federales.


Cabe mencionar que según el Diario Oficial de la Federación, esta medida se aplicará a partir de ayer y hasta el 9 de abril próximo, de ahí que la gasolina Magna tendrá un impuesto de 3.47 pesos por litro, la Premium pagará el impuesto total de 4.31 pesos por litro, y el diésel tendrá un IEPS de 5.19 pesos, conservando el 7.6% de estímulo al IEPS.


Ante esta situación y si bien aparentemente es una medida temporal, el temor que tienen los autotransportistas de carga, es que los estímulos que se tenían por parte de la Federación, se dejen de otorgar, porque además, los “gastos ciegos” se siguen teniendo y al parecer, sobre esto también tendrá que haber cambios.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button