El Chapo usbaba la red de trenes de Estados Unidos para transportar droga

La quinta semana del juicio contra Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán inició con el testimonio de quien fue un distribuidor de drogas de los carteles de Sinaloa y de Juárez en Estados Unidos. El mexicano Tirso Martínez Sánchez, apodado ‘El Futbolista’, detalló en la corte uno de tantos métodos usados por el acusado para transportar narcóticos: trenes de carga que llegaban hasta las ciudades de Los Ángeles, Chicago y Nueva York.

Martínez Sánchez, quien fue extraditado a finales de 2015 y un año después se declaró culpable en una corte federal en Nueva York de haber distribuido toneladas de cocaína en EEUU y Europa, relató que bajo el mando de ‘El Chapo’ coordinó envíos de más 50 toneladas de la droga valoradas en unos 800 millones de dólares.

Sobre la ruta férrea que usaron para el tráfico desde 1997, detalló que Guzmán decía orgulloso que había sido el “inventor”. Esos cargamentos ilícitos se ocultaban dentro de contenedores cisterna que el cartel construía en México. La cocaína se colocaba en una bodega en la Ciudad de México, que por lo general tenía 2 o 3 toneladas almacenadas.

‘El Futbolista’ relató que una vez que la droga llegaba a Chicago y Nueva York se ponía en compartimentos secretos en vehículos para distribuirla fuera de los radares de la Policía. Citó dos restaurantes de comida rápida en los que realizaban las entregas: McDonalds y Burger King. Dentro de los establecimientos, rodeados de clientes, entregaban las llaves de los autos a otros operadores.

Sobre la bodega clandestina en la capital mexicana, ‘El Futbolista’ explicó que una vez llegó a tener hasta 17 toneladas de cocaína, pero que nadie temía que las autoridades realizaran operativos porque Ismael ‘El Mayo’ Zambada, el otro jefe del cartel de Sinaloa, se encargaba de sobornar a la Policía.

Tan efectiva era la ruta de trenes que Guzmán la cuidaba con celo. “Nadie más que los miembros del cartel podían usarla (…) Chapo decidía quién podía usarla”, afirmó Martínez Sánchez.

Para blanquear las ganancias ilegales, los operadores de ‘El Futbolista’ compraron relojes y diamantes en Manhattan con al menos un millón de dólares producto del narcotráfico. Dichos artículos de lujo eran enviados hasta Sinaloa. También describió cómo llevaron en autos entre 6 y 8 millones de dólares en efectivo hasta México.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button