¿Cuál es la diferencia entre anticongelante y refrigerante?

Algunas personas utilizan los términos de forma indistinta, sin embargo, existe una diferencia entre anticongelante y refrigerante que debemos comprender para el cuidado del motor.

El anticongelante se encuentra en todos los refrigerantes
El refrigerante tiene un anticongelante concentrado

Un motor de combustión interna necesita a una temperatura de funcionamiento adecuada y constante; de lo contrario, comenzará a haber problemas que pueden salir muy costosos. Para garantizar que la temperatura es la óptima, el motor cuenta con un circuito de refrigeración líquida, por donde circula el líquido encargado de evitar sobrecalentamiento o congelación. Aunque muchos piensan que no hay diferencia entre refrigerante y anticongelante, la realidad es que cada uno tiene particularidades que es necesario comprender.

En primer lugar, el refrigerante es un líquido que tiene entre sus especificaciones un líquido anticongelante. Se trata de una característica que viene de rigor, pero que sigue causando mucho enredo al menos en el apartado de la terminología. La confusión reside en que la mayoría de las marcas opta por llamarlo anticongelante para resaltar la propiedad central del líquido.

Entender la diferencia entre anticongelante y refrigerante es importante porque algunas compañías todavía comercializan los dos productos por separado, pero esto no debe desviarnos del hecho de que ambos tienen el mismo objetivo; su función es mantener los líquidos a las temperaturas correctas, así como las diversas partes del motor en sus óptimas condiciones climáticas. También cumplen con la doble función de refrigerar el sistema mecánico y ayudar al encendido del motor.

Para ello, el líquido refrigerante incluye en su composición un anticongelante concentrado, el cual se encuentra previamente diluido en agua destilada. Esta última se encarga de disipar y absorber el calor cuando el motor se calienta, sumado a que no tiene ninguna clase de mineral que pueda favorecer la formación de depósitos que causen daño interno. Por su parte, sus aditivos protegen los metales internos contra la herrumbre y la corrosión.

El agua destilada permite la absorción y disipación del calor
El agua destilada del refrigerante sirve para absorber y disipar el calor

El refrigerante incluye un químico llamado monoetilenglicol, el cual se encarga de cambiar las propiedades del agua para que no se congele a 0 grados ni se evapore a 100 grados. En tanto, el anticongelante solo cuenta con dos de los componentes antes mencionados, que son los aditivos y el monoetilenglicol, algo que permite al usuario realizar sus propias mezclas con agua para aplicaciones específicas.

Como el anticongelante no está diluido en agua destilada posee una mayor concentración, lo que permite que los usuarios que viven en condiciones de frío intenso ajusten la mezcla a sus necesidades correspondientes. De hecho, las marcas que comercializan ambos productos aclaran que el anticongelante prescinde del agua destilada o desmineralizada, precisamente, para que el usuario lo diluya según la concentración requerida.

La composición de ambos líquidos es clave para entender la diferencia entre anticongelante y refrigerante, ya que confirma nuevamente que el primero de ellos se encuentra presente en el segundo de forma estandarizada. En caso de que el refrigerante no tenga suficiente capacidad anticongelante, sufrirá de forma significativa y no cumplirá su función a lo largo del sistema de refrigeración, lo que, seguramente, terminará con fallas graves en el motor

>>> Te puede interesar: Te decimos todo lo que necesitas saber sobre el líquido refrigerante para autos


El artículo ¿Cuál es la diferencia entre anticongelante y refrigerante? fue publicado originalmente en Automexico.com por Mendoza, S.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button