Cuidados para alargar la vida útil de las baterías

Gonher, líder del mercado de baterías para automóviles comparte estas recomendaciones para el uso y cuidado de las baterías, teniendo que son muchos los factores que inciden en la duración de las mismas. 

Estos son 10 típs importantes para mantener la batería de su vehículo en buen estado.


El sistema eléctrico del vehículo debe funcionar correctamente.

La batería sirve para acumular la energía que necesitan los componentes eléctricos del auto para funcionar. Es decir, lo que pone en funcionamiento el arranque del motor, el sistema de encendido, las bombas de combustible, entre otras partes.

Además, le suministra la energía a otros equipos que funcionan sin necesidad de que el auto esté encendido, como el radio o las luces. Si algo falla en todo este sistema eléctrico, el corazón del mismo, que es la batería, también empezará a fallar.

Es mejor prevenir que lamentar.

Hacer una revisión eléctrica periódica del auto puede evitar que la batería falle antes de tiempo. 

En promedio se considera que en un auto con un uso regular la batería puede llegar a durar tres años.

Sujetar bien la batería. 

Si la batería no está bien sujetada al auto, se va a deteriorar más rápido. Esto se explica porque al interior de la batería se encuentra un sistema complejo con múltiples conexiones y material activo, que permiten la acumulación y entrega de energía al auto.

Si la batería no tiene un buen soporte que la mantenga fija, el exceso de vibraciones desprenderá esas conexiones y material activo, dañándola definitivamente.

No exagere

Mucha gente deja las luces encendidas cuando el motor no está en funcionamiento, escucha música con el auto apagado, coarta celulares, entre otros aparatos. Todo ello genera un gasto adicional de batería, hacen que se descargue y lleva a que dure menos de lo previsto. 

La razón es simple: cuando la batería está en funcionamiento con el auto encendido cumple correctamente con los ciclos de descarga y carga que hacen funcionar sus componentes internos. 

Recargarla correctamente. 

Si la batería se descargó profundamente, hay que proceder a recargarla, hay procedimientos que permiten por medio de dispositivos para hacer una  carga lenta y controlada. 

Cuando la batería no funciona por razones diferentes a descargas profunda, puede aplicar lo que se conoce como “iniciarla”, es decir, usar una batería externa para que supla la falta de carga de la original. 

Se trata de un procedimiento sencillo y la única recomendación es hacer correctamente las conexiones de los cables: positivo con positivo y negativo con negativo. Si tiene dudas al respecto, o nunca lo ha hecho, pídale ayuda a alguien con experiencia, pues una mala conexión puede dañar todo el sistema eléctrico del auto.


Cuando el auto se queda parado por mucho tiempo.

En caso que su auto no vaya a estar en funcionamiento por varias semanas es recomendable aplicar un sencillo consejo para que no haya un consumo innecesario de corriente. 

Desconecte los cables de los polos de la batería. Al regresar, asegúrese de que al conectar nuevamente las piezas hagan contacto.

Tenga registro de las fechas.

Por lo general, la gente piensa en cambiar la batería cuando ya expiró y la varada es irremediable. Pero si hay señales de alerta que usted puede tener en cuenta para no sufrir ese “dolor de cabeza”.

La más relevante es el encendido del vehículo. Cuando note que no se da de inmediato, lo mejor es ir a un centro especializado y consultar si requieres cambio de batería.

A la hora de reemplazarla.

Muchas personas se preguntan cuál es la batería más adecuada para reemplazar la que traía el auto. Independiente de la marca, debe comprar la que sea indicada para su vehículo y los accesorios que tiene, lo mejor es acercarse a un centro de servicio especializado y pedir asesoría. 

Nunca repararla. 

Existen centros de servicio que ofrecen servicios de reparación de batería, pero esto no es adecuado. 

De hecho, no es recomendable tocar sus componentes internos, ya que no volverán a funcionar igual. Las baterías selladas mantienen sus componentes intactos en el interior, evitando la alternación del balance químico, por eso no requieren mantenimiento, pues todos sus elementos están protegidos.

¿Y si toca pedir garantía?

La mayoría de las baterías tienen garantía mínima de doce meses. Por eso, en el mercado se encuentran productos con garantías desde ese periodo hasta 24 meses. 

Cuando detecte una falla que implique usar la garantía, vaya con el vendedor. Allí se hace una evaluación para determinar si lo que se presentó fue un defecto de fábrica.

Tenga en cuenta que la garantía no procede cuando la batería se daña por factores externos, como fallas en el sistema eléctrico del vehículo, batería golpeada o con descargas profundas, malas aplicaciones, inducida a un corto o que no cuente con el marco del soporte.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button