A estas empresas se les compraron las 671 unidades para transportar combustible

El gobierno mexicano ha encargado 671 nuevos autotanques para aumentar el transporte de gasolinas por carretera y evitar el desabasto que causó el cierre de ductos en su lucha contra el robo de combustible. Las empresas beneficiadas por esta decisión son proveedores conocidos del Estado y de Pemex, que por varios años han brindado bienes y servicios gracias a adjudicaciones directas, en su mayoría.

Los 92 millones de dólares (mdd) que desembolsará la administración de Andrés Manuel López Obrador para la compra de los vehículos se distribuirán entre seis empresas: Navistar México, Detroit Diesel Allison México, Corporación Heil Trailer de México, Traylfer, Scania Comercial y Fruehauf Trailer Corporation.

La mayoría de los recursos irá a compañías internacionales y a negocios nacionales con un largo historial de servicios para Pemex, incluso desde negocios diferentes al transporte.

Detroit Diesel Allison, experiencia con Pemex

La división de Daimler orientada a realizar ventas al gobierno logró 127 contratos por un total de más de 815 millones de pesos (mdp) entre 2003 y 2015. De ellos, 814 mdp se asignaron por adjudicación directa, según la Plataforma de Obligaciones de Transparencia.

Entre los mayores contratos, destacan la venta de un grupo de electrógenos de 2,000 Hp para su uso en labores de perforación y mantenimiento, por 410 mdp; la venta de refacciones y servicios de mantenimiento para motores, por 120 mdp; y la venta de vehículos terrestres para Diconsa, por 59.6 mdp.

Pemex ha sido su mayor cliente del gobierno. Durante ese periodo de 2003 a 2015, la petrolera destinó 692 mdp para servicios de esta compañía, que fueron desde la compra y mantenimiento de vehículos y refacciones, hasta la reparación de componentes vendidos por la misma firma.

Ahora, Detroit Diesel Allison fabricará 181 vehículos de distintas características por un monto de 22.4 millones de dólares (poco más de 425 mdp).

Traylfer, cine y transporte

Héctor Raúl Fernández López, empresario oaxaqueño está detrás de compañías del más diverso calibre. Por una parte, fue fundador de Traylfer S.A. de C.V. en 1979, un referente de la industria manufacturera, que ahora recibirá 4.5 millones de dólares por la compra de 30 autotanques de acero inoxidable, con capacidad de 31,000 litros, para el plan de abastecimiento del actual gobierno federal.

Fernández López tiene experiencia en la prestación de servicios a Pemex, como socio de la empresa Operadora de Líneas de Transporte, especializada en carga de materiales y residuos peligrosos, y de Rafer Transportes S.A. de C.V. Los registros muestran que las compañías bajo su nombre han tenido contratos con el gobierno desde al menos 1989, según el Anuario Estadístico del Estado de Oaxaca de ese año.

Además, es accionista de Operadora de Líneas de Transporte S.A. de C.V., que ha brindado servicios a Pemex por al menos 76.3 mdp, así como de Cine Transformer S.A. de C.V., una productora de cine que también ha brindado servicios a dependencias gubernamentales, incluyendo Pemex, por 72.1 mdp.

Por ejemplo, en el contrato 4500527996 consta que la Gerencia de Recursos Materiales de Pemex Refinación encargó, mediante adjudicación directa, la compra de equipos automotrices a Cine Transformer por 18.4 millones de pesos en julio de 2015. Además, la compañía obtuvo un contrato por 53.6 millones de pesos para otorgar el servicio de una unidad móvil para una campaña de alfabetización mediática del IFT, según consta en el documento IFT/LPI/035/16.

Según una actualización del pasado 22 de enero, la Dirección General de Autotransporte Federal de la SCT otorgó un permiso a Cine Transformer para llevar a cabo actividades de carga en general, con una vigencia indefinida.

Navistar México, el principal ganador

La filial mexicana de una de las mayores compañías de vehículos pesados en el mundo, Navistar México, venderá al gobierno federal 410 unidades para el transporte de combustible por 53.1 mdd, equivalentes al 58% del presupuesto total.

La compañía de matriz estadounidense también es un proveedor habitual del gobierno. Por un lado, se ha hecho de contratos por al menos 435 mdp, principalmente por la venta de vehículos de diversos tipos, desde terrestres hasta unidades médicas móviles. La venta de tractocamiones a Pemex data de por lo menos 2004, y en la mayoría de las ocasiones se ha hecho mediante licitación pública nacional.

Además, Navistar México tiene concesiones de dependencias como Conagua, SAT, CRE y Semarnat para el manejo de residuos peligrosos, la administración de regulación aduanera y la provisión de vehículos para uso industrial.

Nuevas caras

El resto de las empresas de autotanques son proveedores menos comunes del gobierno federal, o incluso no habían tenido contratos hasta ahora, según documentos oficiales.

Por una parte, Scania Comercial., especializada en la construcción de tractocamiones, autobuses y motores industriales, ha vendido autobuses a dependencias como la Sedena, por alrededor de 21.8 mdp. Por su parte, la filial mexicana de la longeva Fruehauf Trailer Corporation, especializada en la manufactura de remolques, así como Heil Trailer de México, registrada en 2013 en Ciudad Juárez, no muestran anteriores relaciones como proveedores con el gobierno federal.

 

Con información de Expansión

Publicidad

Te puedes interesar

Gobierno vio a NOM-016 sobre Diésel UBA

La secretaria de Energía, de Rocío Nahle, y Petróleos Mexicanos, de Octavio Romero, estarían incurriendo …