CombustibleÚltimas noticias

Más de 100 amparos contra la NOM 005

Desde hace varias semanas los propietarios de gasolinerías luchan contra las clausuras de Profeco que dirige Ricardo Sheffield, esto por incumplir la aplicación de la NOM 005 por la falta de despachadores en el mercado y de una tarjeta operativa que permitiría escalar los equipos.

La afectación de las cadenas productivas lastimó la oferta de los fabricantes de EU de las marcas Wayne, Gilbarco y Bennett. También la existencia de despachadores nacionales. El costo es otro inconveniente. Cada bomba puede significar hasta 24,500 dólares.

Tanto la Amegas que preside Pablo González como la Onexpo de Roberto Díaz de León ya han planteado su circunstancia a la Dirección de Normas de Alfonso Guati y por supuesto a la misma Profeco.

Como le platicaba en alguna ocasión, el gremio llegó a analizar un boicot nacional de gasolinerías para protestar por la situación. Si bien las clausuras de Profeco han cedido hay denuncias del gremio de actos de corrupción en Sinaloa y Yucatán.

Quienes no han transigido enfrentan multas que van desde 800,000 pesos hasta 5 millones de pesos. Hay onerosas garantías a cumplirse. De ahí que los ánimos estén a flor de piel.

El pasado jueves por si fuera poco entró en escena la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA)que dirige José Ángel Carrizales. Sin decir agua va clausuró una estación en Coyoacán propiedad de Luis Caballero.

La falta del documento de recuperación de vapores fue la causa para la radical decisión, sin mediar apercibimiento.

El viernes los trabajadores afectados realizaron un plantón en las oficinas de ASEA. Y es que ese tipo de decisiones también lastiman el empleo. Este gremio genera 500,000 plazas.

El golpe desde la ASEA no se lo esperaban los gasolineros que por lo pronto ya han logrado más de 100 amparos en los tribunales para suspender la aplicación de la nueva NOM, máxime el desplome en un 50% de las ventas de gasolina en el país.

Obvio el reto de esos negocios es conseguir la suspensión definitiva y así obtener más plazo para la transformación de la infraestructura como lo pretende Economía, aunque ahora el accionar de ASEA abrió otro frente de batalla. Habrá que seguirle la pista.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button