(Video) Acusan en el senado a director de Puerto de Manzanillo por narcotráfico y lavado de dinero

Héctor Mora Gómez, actual director general de la Administración Portuaria Integral (API) de Manzanillo fue señalado y denunciado por presuntos actos de corrupción, narcotráfico y lavado de dinero, por diversas instituciones nacionales y extranjeras (PGR, DEA); y habría conspirado para el tráfico estupefacientes y lavado desde 1980 y hasta 2017.

Antonio Martín del Campo, senador del PAN por Aguascalientes señaló al director general de la Administración Portuaria Integral (API) de Manzanillo, Héctor Mora Gómez, por tráfico de drogas, principalmente metanfetaminas, heroína y cocaína, además de lavado de dinero ligado al cártel Jalisco nueva Generación (CJNG), de acuerdo a un documento de una corte de Distrito del sur de California, fechado el 17 de abril de 2017.

Apenas el 5 de abril, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, realizó una visita al puerto de Manzanillo, donde confirmó la ratificación de Héctor Mora Gómez en el cargo.

Además, el 30 de enero de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su ratificación en su cargo se debió a que se trataba de una persona honesta.

Sin embargo, un documento de la entonces Procuraduría general de la República (PGR, ahora Fiscalía General) revela que desde 2004 estaba bajo investigación.

Fechado el 16 de octubre de 2004, el documento de la PGR firmado por el titular de la Unidad de Enlace de Acceso a la Información, Pedro José Peñaloza, negó abrir el expediente sobre la investigación en curso que se realizaba contra Héctor Mora Gómez.

Los cargos se derivan de una investigación de 18 meses liderada por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en cooperación con otras agencias de la ley. La acusación, fechada el 19 de abril de 2017, establece que Mora Gómez participó en una conspiración para distribuir drogas entre los años 80 y abril de 2017.

«Héctor Mora Gómez operó durante décadas gracias a sus largas relaciones con otros cárteles y usó prestanombres para enmascarar sus inversiones productos del tráfico de drogas», de acuerdo con autoridades de Estados Unidos.

Aunque operaba de manera independiente, Mora Gómez tenía relaciones con líderes del cártel de Sinaloa y del cártel Jalisco Nueva Generación. Sus contactos le permitieron operar en los años 80 en Guadalajara, Jalisco y Manzanillo, Colima.

La Oficina Federal para el Control de Bienes Extranjeros puso en su lista negra a las siguientes empresas: «Grupo Hemas», «Seguros y Asesorías al Comercio», «Puntos Cardinales Pacífico» y «Atlantida».

El 21 de marzo, el columnista Carlos Loret de Mola, reveló que, según documentos de la Secretaría de Economía, para crear esta empresa Héctor Mora se asoció con quienes fueron sus subordinados en el servicio público.

En 2007 se constituyó como socio mayoritario junto con Sergio Arturo Jaramillo Guel, quien se desempeñaba como oficial de protección de la API Manzanillo. En la empresa también participan José María Ibarreche Ibarreche y Miriam Villa Preciado, ambos ex jefes de Departamento. Otro de los socios es Ovidio Noval Nicolau, director general de la misma API Manzanillo de 2018 a 2019, periodo en el que fue señalado de presuntos actos de corrupción.

En la red de Linkedin, Grupo Hemas afirma ser «una empresa innovadora en soluciones efectivas de logística para el transporte y la carga. Contamos con experiencia, tecnología de punta inteligente y adaptable a cada necesidad para localizar, monitorear y maximizar la efectividad del mercado por medio de un equipo excepcional con alianzas comerciales internacionales de primer nivel».

Creada en 2006 y con capacidad de contratar entre 11 y 50 empleados, se describe como una empresa de alta tecnología en telecomunicaciones, seguridad y transporte (Sistema de rastreo satelital y centro de comando integral entre otros). «Trabajamos desde Manzanillo para el mundo y representamos empresas transnacionales a nivel regional, nacional e internacional».

LA INVESTIGACION

Los cargos se derivan de una investigación de 18 meses liderada por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en cooperación con otras agencias de la ley. La acusación, fechada el 19 de abril de 2017, establece que Mora Gómez participó en una conspiración para distribuir drogas entre los años 1980 y abril de 2017.

«Héctor Mora Gómez operó durante décadas gracias a sus largas relaciones con otros cárteles y usó prestanombres para enmascarar sus inversiones productos del tráfico de drogas», de acuerdo con autoridades de Estados Unidos.

Aunque operaba de manera independiente, Mora Gómez tenía relaciones con líderes del cártel de Sinaloa y del  cártel Jalisco Nueva Generación. Sus contactos le permitieron operar en los años 80 en Guadalajara, Jalisco y Manzanillo, Colima.

Fuente La Silla Rota

Te puedes interesar

SAT «atora» camiones al salir del recinto portuario de Ensenada

Agentes de Servicio de Administración Tributaria (SAT) colocaron un filtro de revisión al salir de …