Vale la pena asegurar las llantas y los rines?

Queda claro que las llantas y rines son las partes más susceptibles en un vehículo de sufrir un siniestro, mismos que se intensifican en la época de lluvias. Los daños constantes se deben a razones como caer en baches o coladeras destapadas y por los impactos contra banquetas u otros obstáculos.

Ahora llama la atención que una aseguradora como Quálitas ofrezca un producto o cobertura accesoria denominada “Daños Materiales para Neumáticos y Rines”, la cual proporciona a sus asegurados una opción más para proteger su patrimonio.

“En Quálitas notamos la necesidad de tener una cobertura que ampare las llantas y los rines, ya que, al ser partes muy sensibles del auto, a menudo presentan daños que perjudican el patrimonio de los automovilistas”, mencionó Edgar Castrejón, subdirector técnico de Tarifas.

Es común que en las grandes ciudades se encuentren baches en las principales vías de comunicación, convirtiéndose en uno de los primeros enemigos de los automovilistas.

De acuerdo con números de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el Inegi, en diciembre de 2018, el 83.3 por ciento de la población mayor de 18 años consideró que los baches en calles y avenidas son uno de los problemas más graves de sus ciudades.

Con la cobertura “Daños Materiales para Neumáticos y Rines”, los reportes se realizan en el lugar del percance, esto con la finalidad de corroborar los hechos, quedando excluidos los deterioros sufridos en caminos intransitables. El robo de autopartes no está incluido, pues está considerado en otros planes.

Esta ampara a autos particulares, así como camionetas tipo pick up, de uso personal, que sean nuevos; es decir, modelo 0 Km o vehículos usados con neumáticos recientes y que tengan alguno de los siguientes paquetes: Premium, Amplia, Amplia CDF o Amplia Integral.

También cubre los daños materiales que pueda sufrir un neumático o rin a consecuencia de un accidente de tránsito o el impacto contra un objeto que inhabilite su funcionamiento.

“La temporada de lluvias está por iniciar y es cuando los daños a las llantas son mayores, pues el pavimento se estropea y se convierte en un riesgo para los neumáticos y llantas”, dijo Castrejón al respecto.

Fuente Milenio

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button