Tsunami a la vista. ¿Por qué esta alianza revolucionará al autotransporte?

Es difícil que un anuncio de colaboración tan importante para la industria del autotransporte de carga pase desapercibido y aquí no es la excepción.

Recientemente, los gigantes Isuzu, Hino Motors y Toyota acordaron una nueva asociación que acelerará la forma en que funcionarán los vehículos comerciales.

Las tres compañías combinarán las tecnologías CASE —Connected, Autonomous, Shared y Electric (Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica) — de Toyota con los fundamentos de los vehículos comerciales desarrollados por Isuzu e Hino.

A través de esta colaboración, se pretende acelerar la implantación y difusión de las tecnologías y servicios CASE, y ayudar a resolver diversas dificultades a las que se enfrenta la industria del transporte, así como contribuir a lograr una sociedad neutra en carbono.

La idea es trabajar conjuntamente en el desarrollo de vehículos eléctricos de batería (BEV) y vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV), así como en tecnologías de conducción autónoma y plataformas electrónicas centradas en el ámbito de los pequeños camiones de uso comercial.

Asimismo, Toyota, Hino e Isuzu tienen previsto vincular sus plataformas tecnológicas conectadas para construir una plataforma para vehículos comerciales que pueda ofrecer diversas soluciones logísticas.

De esta manera nacerá ‘Commercial Japan Partnership Technologies Corporation’, una empresa enfocada en la planificación de tecnologías y servicios CASE para vehículos comerciales basada en el dialogo entre sus tres empresas matrices. 

Para construir y avanzar sin problemas en la colaboración, Isuzu y Toyota han acordado una asociación de capital.

CASE, la tecnología que revolucionará atransporte de carga

Esta alianza, cuyo objetivo es acelerar el uso de la tecnología CASE, supone un avance significativo en el desarrollo del transporte de carga digitalizado.

Las herramientas CASE son aplicaciones informáticas que tienen como finalidad aumentar la productividad en el desarrollo de software, para de esta manera reducir sus costos en tiempo y dinero. 

En términos prácticos, CASE es como se le llaman a los vehículos conectados del futuro…ya no tan lejanos, por cierto, sobre todo si consideramos que buena parte de los vehículos que vemos hoy día en carretera ya tienen conexión a Internet.

Su funcionalidad puede ayudarnos al diseño de proyectos, el cálculo de gastos, la compilación automática, la documentación y la detección de errores, entre otras operaciones.

En ese sentido, la llamada ‘revolución CASE’ no es ajena de los vehículos pesados, y su enfoque se centra en la electrificación y en servicios conectados.

En la industria del transporte, se espera que la tecnología CASE ofrezca mejoras para abordar las ineficiencias del transporte, la escasez de conductores, las largas horas de trabajo y otros problemas a los que se enfrenta el sector.

El anuncio de colaboración entre estas 3 marcas, responde también a la necesidad de reducir las emisiones de CO2. 

Hay que recordar que el gobierno japonés se fijó la meta de lograr una sociedad neutra en carbono para el año 2050.

Ante ello, la importancia de electrificar tanto los vehículos de pasajeros como los comerciales de una manera que responda a la situación energética de cada región será más importante que nunca, al igual que la relevancia de las tecnologías de ahorro de energía.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button