Transportes Hernie evoluciona en el traslado de combustible en México

Dicen que el que no evoluciona se queda en el camino; así lo ha entendido Transportes Hernie, cuyo proceso de diversificación le ha dado grandes réditos.

La empresa fue fundada en 1989 por Don Aurelio Hernández Arriaga, oriundo de Irapuato, Gto, el cual estuvo desde siempre involucrado en el traslado de combustibles, principalmente combustóleo y asfalto, y de la misma manera en su comercialización.

El origen del nombre se debe a la composición de los apellidos de la familia: Hernández-Nieto, fundadores de la empresa.

De acuerdo con Édgar Martínez, director general de Transportes Hernie, la esencia de la compañía radica en el traslado de material peligroso y en la comercialización de asfaltos y emulsiones.

Las instalaciones de la compañía con sede en Irapuato, Guanajuato, poseen un patio de maniobra, pero también cuentan con una planta donde se procesa el asfalto para hacer las emulsiones que se utilizan en la construcción de carreteras y estacionamientos, así como en otros sectores.

Hernie evoluciona en el transporte de combustible

El parque vehicular de la compañía asciende a 60 unidades (todos en autotanques) y se realizan entre 600 y 640 embarques al mes. Se mueven gasolinas, diésel, turbosina, combustóleo y asfalto.

“Hoy somos de los principales transportistas que tiene Pemex en el transporte del combustóleo y la turbosina en el país a nivel nacional”, indica Martínez, quien agrega que Hernie es prestador de servicio de transporte para Pemex, además de uno de sus distribuidores de asfalto en el país.

Aunado a ello, la reforma energética le permite hoy a Transportes Hernie diversificar sus operaciones y ofrecer servicio a las nuevas marcas de gasolina tanto nacionales como internacionales, ya sea que el producto se lo compren a Pemex o que sea importado en las diferentes terminales privadas del país.

La compañía, la cual está certificada en ISO 9000, está dada de alta en distintas terminales privadas a nivel nacional, donde lleva a cabo la carga para estaciones de servicio que compran ahí su producto.

“Esa ha sido la evolución que hemos hecho nosotros, el mantener la relación de negocio con Pemex, cargando en sus diferentes terminales a nivel nacional, pero también ya cargando en las terminales privadas”, advierte su director general.

Para cumplir con este objetivo, los tractocamiones de la compañía no rebasan los 5 años de antigüedad y los autotanques son sencillos y de doble remolque, además de que se efectúa una revisión minuciosa para la contratación y capacitación de sus operadores.

A la par, el tema de la tecnología ayuda en demasía. En la actualidad, se está implementando un nuevo software con la finalidad de tener mayor control con toda la información de la compañía, además de que la mayoría de los documentos se comparten vía electrónica para optimizar los tiempos.

Planes a futuro

Édgar Martínez asumió recientemente la dirección general de Transportes Hernie, aunque desde hace meses fungía como asesor de la compañía.

Esto le permitió percatarse del auténtico reto que representó la pandemia para la empresa. No obstante, su director general visualiza un panorama favorecedor para el cierre de este año, donde las compañías particulares les están solicitando más equipo.

“Hoy tenemos 60 unidades, pero hoy estimo que al cierre de este año lleguemos a 70 unidades por lo menos, pero sin descuidar reitero el servicio a Pemex”.

A la par, el plan de crecimiento abarca la compra de autotanques más modernos de aluminio que permitan resguardar el producto y cumplir con las leyes que exigen las autoridades en cuanto a pesos y dimensiones.

Inseguridad, un problema a atacar

El tema de la inseguridad afecta a todo el sector del transporte por lo que, desde hace 4 años, la compañía mantiene constante comunicación con las autoridades para reforzar la seguridad en las carreteras.

Como socio de Canacar, la compañía ha establecido mesas de diálogo con las autoridades federales, donde se ha identificado tramos carreteros de Veracruz hacia Puebla o México, y el tramo de Ciudad Victoria hacia SLP, como algunos de los más peligrosos para el sector transportista.

Ante ello, Canacar y la Guardia Nacional han conjugado esfuerzos para incrementar la vigilancia en esos tramos carreteros.

En el caso de Guanajuato, la inseguridad ha estado focalizada más hacia la ordeña de ductos, por lo que (hasta ahora), la compañía no ha sufrido el robo de transporte en esa zona.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button