PasajerosTransporte Público y MovilidadÚltimas noticias

Transporte urbano de pasajeros cae hasta 90% por el coronavirus

Las medidas aplicadas para mitigar el contagio por el COVID-19 han perjudicado severamente el flujo y los ingresos del transporte colectivo en el país.

El Metro de la CDMX redujo su afluencia en 44.28%, el Metrobús 54.14%, el RTP 38.64% y el Trolebús 47.38%. Casi 8 millones de pesos dejó de percibir el Metro de la capital del país durante la contingencia.

“Antes a esta hora todos íbamos de pie, ahora hasta nos podemos sentar de lo vacío que viene”, nos refiere Perla, quien recorre diariamente la línea 12 del Metro en la CDMX desde Tláhuac hasta Ermita a partir de las 7 de la mañana.

La poca demanda se ha extendido a otras entidades. El pasaje del transporte público en León disminuyó 40%, mientras que la poca afluencia de personas provocó el paro de varias unidades en Jalisco, donde existen rutas a lo largo del estado que trabaja a 40% de su capacidad.

La mitad de los autobuses y microbuses que abarcan las 120 rutas urbanas de Tampico, Madero y Altamira en Tamaulipas han dejado de operar, mismo caso para algunas vías de Pachuca y Mineral de la Reforma en Hidalgo.

Otras ciudades como Cancún y Puebla restringieron los horarios de servicio nocturno, lo que ha significado importantes pérdidas económicas.

Al no contar con seguro social, el Sindicato de Trabajadores de Servicio Público de Transporte Urbano de Culiacán, Sinaloa, solicitó este jueves un apoyo económico de emergencia al gobierno local ante la reducción de sus ingresos.

Transporte colectivo privado, también en picada

No sólo el transporte público está sintiendo los estragos del COVID-19, las empresas de transporte colectivo privado (la mayoría opera con furgonetas), han disminuido su demanda de manera alarmante durante los últimos días.

Onésimo Flores, director de la app Jetty México, indicó que todas las agencias de transporte colectivo -con o sin aplicación- están sufriendo severamente por la contingencia.

“El transporte colectivo ofrece una manera más eficiente para navegar la vida urbana. Pero muchas de estas eficiencias se logran precisamente comprometiendo la ‘sana distancia’, hoy tan importante para combatir la epidemia”, refirió el directivo en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con Flores, la poca demanda está provocando caídas estrepitosas en los aforos de pasajeros (tanto públicos como privados), en algunos casos de 90%.

Por esta razón, diversas empresas de transporte colectivo han recortado muchos de sus viajes, reorganizando la flota para mantener un mínimo de operaciones, además de limitar el número máximo de pasajeros.

En el caso de otras agencias como Bussi y Urbvan, se están tomando medidas de sanidad dentro de las unidades, así como con operadores y usuarios. A la par, se efectúan revisiones médicas a los conductores.

Según MaaS Latam, empresas privadas de movilidad están ofreciendo servicios de transporte individualizado para evitar aglomeraciones y descongestionar el transporte público que puede representar mayores riesgos de contagios.

De acuerdo con especialistas en movilidad, el reto para los distintos sistemas de transporte en el mundo será convencer a los pasajeros sobre la seguridad de viajar en sus autobuses y vagones después de que pase la contingencia.

Etiquetas

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close