Transportistas de carga exigen a Cuauhtémoc Blanco que mejore la seguridad

Transportistas de carga de Morelos bloquearon durante cuatro horas tres puntos de Cuernavaca para exigir al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo seguridad y que detenga los robos de unidades. Esta es la segunda ocasión en cuatro meses en que los camioneros protestan por la misma causa.

La noche del martes los delincuentes robaron un tractocamión que trasladaba una retroexcavadora, y su operador sigue desaparecido, denunciaron los manifestantes en redes sociales.

Después de dos horas de protesta, trascendió que ya lo habían liberado y localizado, pero esto no fue confirmado ni negado por los transportistas morelenses.

Según operadores, el tráiler venía del municipio de Puente de Ixtla (sur de Morelos) y se dirigía a Jiutepec (en la zona metropolitana).

Los cierres se llevaron a cabo en la avenida Morelos Sur, cerca de punto conocido como El Polvorín, hacia el sur de la ciudad; en la avenida Plan de Ayala, cerca de la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social. El tercer punto fue cerca de la Paloma de la Paz, una de las salidas hacia la Ciudad de México.

Nos robaron dos unidades y estamos haciendo fuerza para que nos las entreguen y pare esto. Ya estamos hasta el tope. No es justo que trabajemos para que llegue otro y te robe así nomás, dijo uno de los manifestantes.

En agosto pasado los camioneros, la mayoría afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), bloquearon estas mismas vías de comunicación en repudio a la inseguridad y la violencia. En aquella ocasión dijeron que los asaltantes eran integrantes de bandas criminales.

Demandaron al gobernador Blanco Bravo, al comisionado de Seguridad Pública, José Antonio Ortiz Guarneros, y al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, que hagan su trabajo para que ellos y el resto de los morelenses puedan vivir en paz y con justicia.

Queremos apoyo del gobernador y del presidente (Andrés Manuel López) Obrador, para que estemos seguros. No se vale que uno salga a buscar el pan y nos anden atracando o matando. Salimos (de casa) con el miedo de no regresar, dijo uno de los líderes transportistas al salir ayer al mediodía de una reunión con mandos medios de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Los inconformes lamentaron que, en lugar de que la CES se comprometiera a garantizar la seguridad, los funcionarios sólo les dijeron que faltan policías, que otros están enfermos de Covid-19 y que el helicóptero para tareas de vigilancia no lo pueden usar de noche.

Propusieron a los choferes que no circulen de noche, menos en territorio peligroso, es decir, zonas controladas por criminales.

Durante la manifestación, operadores de unidades de volteo y pipas demandaron que los tres niveles de gobierno reanuden obras públicas suspendidas por la contingencia de Covid-19 en marzo pasado.

Hasta el cierre de esta edición, ni la CES, ni la FGE ni el gobierno del estado habían emitido comunicado alguno sobre los bloqueos ni los acuerdos –si los hubo– en la reunión de este miércoles.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button