AutomotrízTecnologíaÚltimas noticias

Tesla logra entrar al S&P 500, el club exclusivo del Tech

La empresa fue una y otra vez dada por quebrada. Tesla, la compañía de Elon Musk centrada en la fabricación de coches eléctricos, fue vista durante años como una quimera, como la lucha imposible contra la todopoderosa industria del petróleo. Y, sin embargo, el paso del tiempo le ha permitido ir saneando sus cuentas y ampliando su producción hasta que, finalmente, el 21 de diciembre pasará a formar parte del índice S&P 500.

Así lo ha anunciado este lunes S&P Global que, sin embargo, no ha hecho público por el momento a qué empresa sustituirá en el índice más representativo de las grandes corporaciones estadounidenses.

“Tesla será agregada al S&P 500 antes de la apertura de las operaciones bursátiles el próximo lunes 21 de diciembre para coincidir con el reequilibrio trimestral”, explicó S&P Dow Jones Indices en un comunicado

En el mismo se reconoció que debido al gran tamaño de esta adición, S&P Dow Jones Indices está consultando con la comunidad de inversores para determinar si Tesla debe agregarse de una sola vez el próximo 21 de diciembre o por el contrario sería mejor incorporarla en dos tramos separados que se completarían en dicha fecha.

El desembarco de Tesla en el S&P 500 no es una tarea fácil dado que su capitalización de mercado de aproximadamente 380.000 millones de dólares hace que ésta sea la compañía más grande que jamás se haya agregado a este índice bursátil, según apunta la firma de análisis Baird. 

Tras conocerse la noticia, la compañía se ha disparado un 10% en el after-hours, hasta los 449 dólares por título, en una jornada en la que cerró la sesión bursátil ordinaria con una caída del 0,1% hasta los 408,09 dólares.

Tesla cumplía el último requisito para poder formar parte del índice, el encadenar cuatro trimestres consecutivos de beneficios, con el segundo trimestre de 2020. Y redundó en ello en el tercer cuarto del año, cuando firmó un beneficio neto de 331 millones de dólares.

La compañía, que acometió un split de una a cinco a mediados de agosto, ha gozado en lo que va de año de una revalorización bursátil de casi el 400% hasta la fecha.

Cabe recordar como la empresa de Elon Musk no consiguió acceder al indicador de referencia el pasado mes de septiembre pese a que por entonces ya cumplía con los criterios para formar parte del índice. Sí lo lograron compañías como Etsy, Teradyne y Catalent.

Para postularse al S&P 500, las empresas deben tener su sede en EEUU y cotizar en el NYSE, el Nasdaq o la Cboe. También deben contar una capitalización de mercado de más de 8.200 millones de dólares y registrar al menos cuatro trimestres consecutivos de beneficios.

No obstante, incluso si una entidad cumple con estos criterios, así como con los demás requisitos, su inclusión en el S&P 500 no está garantizada. El comité encargado de revisar este índice se reúne trimestralmente para revisar la composición del indicador pero puede agregar o eliminar empresas del mismo en cualquier momento. 

Dicho esto, dado el potencial impacto que esto puede ocasionar en el mercado, el proceso está estrictamente reservado a los miembros del comité que ni siquiera ofrecen un aviso previo a las compañías que vayan a verse afectadas o beneficiadas por estos cambios.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button