Sólo el 22% de las carreteras en México están pavimentadas

La infraestructura carretera juega un papel importante en la configuración de los territorios del país a diferentes escalas.

La ausencia o mala condición genera un aislamiento geográfico que repercute en una mayor dificultad para el intercambio de mercancías y el abastecimiento de productos básicos de consumo.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Red Nacional de Caminos de México está integrada por 780,511 kilómetros de carreteras, de las cuales sólo el 22.3% están pavimentadas, lo que equivale a 174,779 kilómetros.

Según Cedric Iván Escalante, Subsecretario de Infraestructura de la SCT, sólo el 31% de las carreteras federales en México están en buen estado, un 55% está regular y 14% tiene malas condiciones.

Las cifras anteriores muestran que la infraestructura vial del país puede ser

potencialmente peligrosa e implica múltiples variables que pueden influir en el desempeño del sector del transporte.

Urge mantenimiento

El mantenimiento de las carreteras del país se vuelve fundamental, sobre todo si tomamos en cuenta que cerca del 60% del total de carga de productos y mercancías, así como más del 90% de los pasajeros (turistas y viajeros), se trasladan a través de tramos carreteros.

Durante su participación en la conferencia ‘Diálogos con Ingenieros” organizada por el Colegio de Ingenieros Civiles de México, A.C., el Subsecretario Escalante indicó que se dispuso de una inversión de 15 mil millones de pesos para conservación de carreteras durante 2020.

“Hemos logrado reducir las carreteras en mal estado, pasando de 35% a 14% para finales del año pasado”, aseguró.

No obstante, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), urge sobre la necesidad de un apartado dentro del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), que emita bonos para captar recursos frescos que financien obras estratégicas o mantenimiento carretero.

Acceso a carreteras pavimentadas se reduce en localidades alejadas

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), asegura que el acceso a carreteras pavimentadas disminuye severamente en localidades aisladas y pequeñas.

De acuerdo con un estudio elaborado por dicho consejo, el grado de accesibilidad a carretera pavimentada en 2020 fue bajo o muy bajo en 40.1% de las 189,432 localidades habitadas del país. 

Generalmente estas localidades son aisladas y pequeñas, en 9 de cada 10 residían menos de 250 personas.

Un ejemplo es Tayoltita, perteneciente al municipio de San Dimas, Durango, enclavada en la Sierra Madre Occidental, donde residían 5,817 habitantes en 2020. 

La carretera pavimentada más cercana está a 96.5 kilómetros y

el centro de servicios más cercano se localiza a poco más de 4 horas de traslado en automóvil, en la localidad de El Salto, en el municipio de Pueblo Nuevo de la misma entidad.

Las entidades federativas con mayor porcentaje de localidades con Grado de accesibilidad bajo o muy bajo a carretera pavimentada se localizan al norte del país: Baja California Sur (69.5%), Durango, (62.8%) y Chihuahua (62.7%). 

En estos estados predominan las localidades con esta condición debido a la alta dispersión de la población, el terreno accidentado en el que se asientan, la poca disponibilidad de transporte público y de carreteras o bien, la lejanía hacia algún centro de servicios.

En poco más de la mitad de las 189,432 localidades del país (52.3%), la carretera pavimentada más cercana se encuentra a más de un kilómetro de distancia; 3 de cada 10 de éstas se localizan en Chiapas, Veracruz y Chihuahua, y en 95.3% residían menos de 500 personas en cada una.

Las localidades más alejadas de una carretera pavimentada se ubican, principalmente, en el estado de Chihuahua y Durango.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button