AutomotrízCamiones y equipo de transporteÚltimas noticias

Si el T-MEC entra el 1 de julio, sector de camiones pagaría arancel de 25%

La entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), está programada para el próximo 1 de julio.

El lineamiento establece nuevos requisitos para la industria automotriz, en específico al sector de vehículos pesados, cuyo valor de contenido regional para su producción se incrementará del 60 al 70%, empleando el método de costo neto.

Según explica Jorge Briones, consultor de Asesores en Soluciones, también se acordó que las empresas productoras de vehículos pesados deberán realizar sus compras de acero y aluminio dentro de la región en un nivel mínimo del 70%. Esta regla no aplica para sus autopartes.

Para la producción de vehículos pesados se estableció un período de transición de siete años. 

T-MEC: se sabe el ‘qué, pero no el ‘cómo’

El sector automotriz (incluyendo al de camiones pesados), ha solicitado a Canadá y EU una prórroga para iniciar con las modificaciones en la regla de origen.

De acuerdo con Miguel Elizalde, presidente de Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, ANPACT, es necesario aplazar la fecha de entrada en vigor del nuevo tratado.

“Nosotros tendíamos que estar abriendo las fábricas antes para poder estar listos, si se reactiva el T-MEC y la producción está detenida sería el peor mensaje a la industria automotriz, hay que prepararnos desde antes y debemos resolver algunas variables”, sostiene Elizalde

¿Cuáles son esas variables? Reglamentaciones uniformes, ya que no existe certeza específica sobre cómo se debe cumplir con los requisitos nuevos de acero, aluminio y de valor de contenido regional y de contenido laboral.

Es decir, se sabe lo que se debe cumplir desde hace un año, pero no el cómo están las reglamentaciones. Ahí es donde se deben coordinar los tres países para tenerlas a la brevedad.

Los productores de vehículos pesados no poseen un listado definitivo de fracciones arancelarias de acero y aluminio que deben cumplir, por lo tanto, es complicado hacer un análisis con la cadena de proveeduría, (tan solo un motor tiene más de 700 partes).

“Nuestros certificados para poder exportar tienen una validez anual de todo el 2020, para cumplir con estas nuevas reglas tendríamos que recertificar toda nuestra cadena de proveeduría y hacerlo en 50 días es imposible”, indicó Elizalde en una entrevista a una cadena de televisión.

El riesgo es que, al no cumplir con la regla de origen para exportar vehículos pesados a EU, se tendría que pagar un arancel de hasta 25%, lo cual sacaría a México de toda competencia respecto a los demás países.

Para Elizalde, será ideal que se aplicaran estas nuevas reglas a la industria automotriz a partir del 1 de enero de 2021, aunque el tratado entrara en vigor el próximo 1 de julio.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button