Servicio Postal Mexicano al borde de la desaparición: Sindicato

El Servicio Postal Mexicano vive una grave crisis. Lo están dejando morir. Todo el sistema sobrevive a 30 años de olvido. Falta personal, administrativos y carteros.

Sus oficinas carecen de insumos; desde plumas, tinta para las computadoras, lazos para amarrar cartas; sus vehículos y motos, para ofrecer el servicio están descompuestas o muy maltratados, y a veces, no hay gasolina.

Además, la competencia de los correos privados, quienes utilizan la infraestructura de Correos de México, “nos viene comiendo”.

Las empresas particulares han crecido dos dígitos, más del 10%, porque el comercio electrónico es lo de hoy. Mientras Sepomex se estancó “ya que no estamos metidos en el comercio electrónico, que es lo de hoy”.

Así describe Manuel Fermín Acevedo González, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores del Servicio Postal Mexicano (SNTSEPOMEX) parte de la situación que enfrenta esta institución de más de 400 años de antigüedad.

Acevedo comenta que otra de las acciones que han dañado a Sepomex y que no esté dando el servicio de calidad que merecen los usuarios es la falta de supervisión, de gente de mando, así como supervisores. “Ha habido malas administraciones, pero no estamos a punto de desaparecer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no está en venta”.

No hay suficientes recursos para sacar a los correos de México del hoyo, “ya hemos hablado el titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú; con la directora del correo, María Emilia Alejandra Janetti Díaz, pero no hay respuesta”, enfatizó. El deterioro inició desde 1986, donde se dijo que lo iban a reforzar, que iba a ver mayor inversión; sin embargo, ésta ha sido mínima o nada, “ha habido intentos como en la administración de Purificación Carpinteyro, citó el secretario general, quien tiene más de 20 años al frente del SNTSEPOMEX.

A la fecha se necesita más personal…”hay trabajadores que se jubilan, que por algún motivo ya no están en el correo y las plazas ya no se renuevan… la población siguen creciendo, pero Sepomex no y es complicado dar un servicio de alta calidad y dar un salto a la modernidad”.

El líder sindical con larga trayectoria en el sector menciona que los correos privados le dan un sesgo, compiten fuera de la ley. Y describe cómo utilizan la infraestructura de Sepomex.Por ejemplo: “DHL opera en las ciudades más importantes, Monterrey, Tijuana, Guadalajara…pero si quiere mandar un paquete a donde no tiene destino en su catálogo…no les dicen que no, ese lo mandan por Sepomex… lo depositan al correo y éste lo lleva”.

Sepomex podría ingresar a “ecommerce” (comercio electrónico)El Servicio Postal mexicano no sólo sirve para enviar cartas y postales y tal es su valor que podría ser uno de los impulsores dentro de la logística del comercio electrónico en el país, pero a la fecha no aprovecha ese mercado.

“El ecommerce ya ha despegado es lo de hoy, las compañías grandes de mensajería están abriendo muchas rutas de entrega y el Servicio Postal mexicano es más grande que todos ellos”, pero no entra a ese mercado, subraya el dirigente de más de 12 mil sindicalizados.Platicó que es un secreto a voces que muchos de los correos privados son propiedad de ex funcionarios del Servicio Postal Mexicano o forman parte de sus directivas.

“Conocen el ramo, oficio y cuando ya no están en funciones… aprovechan para instalar sus propios correos.Pero lo cuestionable, considera Acevedo González, es que algunos ex funcionarios, prácticamente quisieron meter las empresas privadas al correo.

Y hasta se llevaron la cartera de clientes.Correos de México lucha cada día contra los avances tecnológicos, el servicio electrónico y la mensajería instantánea.

La modernidad lo alcanzó pero se niega a desaparecer, sigue vigente enviando y recibiendo diariamente, miles de recibos, paquetería, cartas, publicidad de tiendas, mensajes de bancos y apartados postales y notificaciones.Sin embargo, con el auge de las redes sociales, el internet y el teléfono –que han acortado distancias-, la gente prácticamente ha dejado de enviar cartas, ya casi nadie “se cartea”, pero hay muchos documentos y formas de intercambiar escritos en las dependencias, que tienen que estar conectadas con muchos usuarios en diferentes secretarias.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button