Sector de vehículos pesados está 60% por debajo de su real potencial

México tiene un potencial enorme respecto a la venta y producción de camiones y autobuses, sin embargo, esto no está siendo aprovechado como se debería, así lo hizo saber Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

De acuerdo con un estudio elaborado por la propia ANPACT, en colaboración con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la demanda potencial de vehículos pesados en México podría ser 60% mayor si se aplicaran medidas coordinadas.

“Si nosotros estamos vendiendo 9,000 autobuses al año, podríamos estar fácilmente arriba de 15,000, pero tomando acciones”, sostuvo Elizalde durante su participación en la Expo Virtual 2020, organizada por Mercedes-Benz Autobuses.

Entre las medidas que se deberían tomar, el directivo destacó la profesionalización del transporte, es decir pasar del ‘hombre-ruta’ a empresas consolidadas de transporte urbano, además de hacer cumplir el marco regulatorio a través de la supervisión por parte de las autoridades.

El presidente de ANPACT apoya la vigilancia y el retiro de unidades obsoletas del mercado, siempre y cuando se haga de manera digna, es decir con financiamiento y capacitación para transformar a las empresas, además de la aplicación de una serie de incentivos.

Urge que el Gobierno destine fondos al transporte

Elizalde destacó que la renovación de la flota pesada es necesaria, pero debe venir respaldada con una política pública gubernamental federal con recursos asignados, principalmente en el caso de los autobuses urbanos y las unidades de transporte público, quienes son los sectores más vulnerables.

“Tenemos uno de los mejores transportes foráneos en el mundo, hay que replicar este éxito en el transporte urbano de pasajeros, en todas las ciudades y en todas las actividades federativas del país, apoyado con recursos que se designen en el presupuesto de egresos, los cuales se definirán en los próximos meses”, reiteró Elizalde.

De acuerdo con representantes transportistas, no basta con buenas intenciones, ya que se puede definir una política pública positiva con programas sectoriales aplicadas al transporte, pero sí no se ve reflejada con recursos en el presupuesto de egresos, difícilmente habrá buenos resultados.

Es por ello la urgencia de una participación clara y contundente del Gobierno Federal con recursos o esquemas de financiamiento apoyados por la Banca de Desarrollo, ya que de lo contrario será muy complicado renovar la flota.

Durante el mes de julio, la venta al menudeo de vehículos de carga y pasajeros cayó 17.8% respecto al mismo mes del año pasado con 2,750 unidades colocadas.

Del total de unidades comercializadas, 2,748 fueron camiones y tractocamiones (-6.9% respecto al año anterior) y 272 autobuses (-60.1%). En el acumulado enero-julio, se han logrado colocar 14,257 unidades pesadas, lo que representa una caída de 43.7% en relación con el mismo periodo de 2019.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button