Se incrementan los fraudes en línea para los transportistas de carga

Los fraudes en México se presentan mucho más de lo que te imaginas y la industria del autotransporte de carga no es privativa de ello, generando millonarias pérdidas tanto a transportistas como a clientes.

Los diferentes tipos de fraude que han existido desde hace tiempo ahora se pueden encontrar en línea, en los correos electrónicos, y a través de otros métodos basados en la computadora.

Según información publicada por la Revista Proceso, hasta el 1 de noviembre de 2020 se registraron 523 denuncias de personas defraudadas en páginas internet, las cuales simulan ser empresas de transporte y ofrecen flotillas de vehículos en remate.

Anteriormente, los estafadores debían mostrar una imagen honesta. En la actualidad, los delincuentes únicamente requieren de un portal web y un mailaparentemente confiable para efectuar el ilícito.

Una de las formas que más recurren los delincuentes es clonar portales electrónicos y redes sociales con la imagen corporativa de empresas reconocidas de transporte, donde ‘ofrecen’ flotillas u otro tipo de servicio.

En un ejercicio realizado para esta nota, se realizó un monitoreo en redes sociales de empresas de transporte establecidas. En más de 8 casos, los delincuentes trataron de utilizar la imagen corporativa de compañías como Gonzales Trucking o Transportes Castores para realizar fraudes.

Incluso se ha incrementado recibir asignaciones de cobranza por parte de empresarios mexicanos donde el deudor es una empresa americana la cual planeó el fraude y no tenía intención alguna de pagar por la mercancía o fletes, de acuerdo con la agencia de cobranza AFS International.

‘Modus operandi’ de los fraudes en el transporte

De acuerdo con Grupo ENMA, el fraude puede alcanzar tanto al transportista como al cliente. 

En varios casos, el fraude inicia con un cliente publicando que requiere mover su carga en una página de Facebook y/o ofreciéndola en varios grupos.

Aprovechando el anonimato, los estafadores utilizan este medio para presentarse como un transportista confiable. Hacen una propuesta con una tarifa económica muy atractiva.

El supuesto transportista envía documentación de su unidad y de su operador, que el cliente difícilmente podrá verificar su autenticidad y finalmente acepta la oferta.

Posteriormente se presenta la unidad de carga, incluso el supuesto transportista pide anticipo y en cuanto sale a carretera con la carga bloquea llamadas, mensajes, desaparecen perfiles de Facebook, y al final se llevan la carga.

Otra variante es que el cliente ofrece su carga y oferta pagar 50% de anticipo y 50% al entregar la carga.

Más adelante se realiza el flete, pero ese 50% restante no llega a cobrarse, el cliente se esconde y no lo paga.

¿Cómo evitar caer en este tipo de fraudes?

Especialistas recomiendan verificar el historial crediticio del cliente. 

Actualmente, existen compañías que elaboran reportes de crédito comerciales y hay opciones en líneas para verificar si dicho cliente ya ha sido reportado por algún transportista como incumplido.

Al llevar a cabo un acercamiento con un nuevo transportista o logística, es recomendable:

-Validar que los correos del equipo operativo y administrativo son del servidor del proveedor.

-Evitar confiar en correos electrónicos con terminación gmail, hotmail o yahoo.

-Si el correo tiene fallas de diseño y errores ortográficos o gramaticales, desconfía.

-Efectuar llamadas de validación a números telefónicos en la página internet del proveedor.

-Contactar a tres referencias del proveedor.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button