Recuperación para autobuses de pasajeros en México podría tardar hasta 4 años

El sector del autotransporte de pasajeros y turismo ha sido el más afectado por la crisis sanitaria.

Cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), establecen que durante mayo y junio del 2020, la industria de pasaje sufrió pérdidas de usuarios hasta en un 80%.

La recuperación para este año ha sido sumamente lenta, principalmente para el sector turístico, del cual el autotransporte de pasajeros depende de forma importante (en la actualidad el PIB turístico equivale al 8.7% del PIB nacional).

De acuerdo con José Lucio Rodríguez González, presidente de CANAPAT, durante este año se ha visto una tenue recuperación de la industria del autotransporte terrestre de un 50% en pasajeros y un 30% en el caso de turismo.

Si bien la Semana Santa atrajo a cerca de 7 millones de turistas, los índices de recuperación para los autobuses de pasajeros oscilaron en un 50%.

La proyección para el resto del 2021 no genera grandes expectativas, ya que el sector estima que el tiempo de recuperación a los niveles previos a la pandemia tomará entre 30 y 48 meses.

De acuerdo con asociaciones del transporte turístico terrestre, cerca del 90% de las flotas de autobuses en distintas empresas están detenidas ante la falta de demanda, principalmente en aquellos lugares donde no hay playa.

Durante los primeros meses de la pandemia, el Frente Único de Transportadoras Turísticas Federales, advirtió que podrían desaparecer el 70% de las micro y pequeñas empresas de transporte federal de turismo, si no hay programas de apoyo por parte del Ejecutivo, la banca y las financieras.

En México unas 590 empresas se dedican a la actividad de transporte turístico por tierra, con una planilla de empleados cercana a las 6,600 personas, según datos de la consultora Market Data México.

¿Por qué mucha gente no está usando los autobuses?

Durante su participación en el XII Conversatorio Empresarial, “Transporte y Movilidad en la Nueva Normalidad”, Lucio Rodríguez dijo que el mayor reto de la industria en el último año es, sin duda, brindar calidad, comodidad y seguridad a los pasajeros, siguiendo los protocolos para evitar contagios.

El dirigente de CANAPAT agregó que, para garantizar la seguridad de los pasajeros, el sector ha implementado medidas y protocolos de seguridad rigurosos como sanitización de las unidades, la sana distancia y el uso obligatorio de cubrebocas, además de proveerles de gel antibacterial.

No obstante, se ha documentado en distintas terminales del país que la mayoría de los usuarios no guardaron la sana distancia ni al comprar los boletos ni al abordar las unidades, y muchos de ellos no portan el cubrebocas de forma adecuada.

De esta manera, el miedo se ha apoderado de gran parte de la población. Para el dirigente de CANAPAT, ha sido muy complicado para la industria activarse, ya que bien sabido que el autotransporte para pasajeros depende a la fecha del color de semáforos de cada entidad.

“Es decir, la recomendación es no moverse, lo que provoca que la gente sí, tiene temor de moverse libremente entonces es un hecho que nuestra industria resulta muy afectada”, aseguró.

En la actualidad, 8 estados se encuentran en semáforo epidemiológico verde, 19 en amarillo y 5 en naranja.

Acorde con lo expuesto por el presidente de CANAPAT, otro factor que ha perjudicado al transporte de pasajeros y turismo es el cierre de la frontera con Estados Unidos, lo que ha disminuido el flujo de turistas.

Crisis también pega en venta de autobuses

Si bien las unidades de carga han tenido un repunte en este 2021, el segmento de pasaje continúa con retroceso de 7.0%, con 29 unidades menos comercializadas en marzo de este año.

Los autobuses foráneos tuvieron un desempeño negativo con 88 unidades menos, mientras que pasaje registró avance de 59 unidades, representando estos niveles un retroceso de 76.5% y un incremento de 19.5%, respectivamente.

Con datos para el primer trimestre 2021, el mayor impacto en ventas lo registró el segmento de pasaje, específicamente el segmento de autobuses foráneos con una disminución de 86.1%, es decir 242 unidades menos.

Al respecto, Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT, comentó que “las ventas de vehículos de pasajeros —particularmente los autobuses para transporte foráneo—, presentan números significativamente negativos.

Por lo tanto, dijo, es crucial que existan los incentivos correctos y consistencia entre los requerimientos que establece la norma NOM-044 de SEMARNAT con la disponibilidad real de DUBA en todo el país, es decir que haya certeza energética.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button