Autotransporte de cargaÚltimas noticias

Que comer para no dormirse en el camino

No sólo la telemática nos ayudará a ser mejores en carretera, también es importante saber qué tipo de alimentos nos ayudan a mantener la concentración mientras estamos al volante. Lo más importante es garantizar la seguridad de nuestros conductores cueste lo que cueste.

Lo que alguien come siempre influye en cómo se siente, en las reacciones del cuerpo, en su estado de alerta, y en la energía y vigorosidad para hacer ciertas cosas. Eso aplica de forma clave para los conductores de largos trayectos por carretera. Lo que el operador tenga en el estómago lo va a hacer estar más despierto o con somnolencia, aguantar más tiempo despierto, detenerse en varias ocasiones al baño o sobrellevar el viaje de la mejor manera posible.

Aquí te compartimos 5 alimentos que los especialistas recomiendan a quienes toman el volante y 5 que deben evitar…

Qué sí comer

Antes que nada, no comer nunca es buena opción. Los estómagos vacíos aumentan la irritabilidad y reducen la capacidad de atención. Conducir por carretera gasta mucha energía y el cerebro debe estar alerta durante muchas horas seguidas. ¿Qué es bueno comer?

  • Carbohidratos complejos: Antes de partir se recomienda ingerir alimentos como: pan de grano, pastas, frijoles, lentejas, habas, papa, cereales como avena y arroz, que se irán asimilando progresivamente y no aparecerá pronto la sensación de hambre.
  • Pescado: El pescado es un alimento muy nutritivo y fácil de digerir. También, antes de empezar el viaje, puedes considerar proteínas como jamón, pollo, atún y queso; ojalá alimentos con poca grasas.
  • Fruta o frutos secos: Como botana durante el viaje, vale la pena llevar frutas enteras como manzana, durazno, plátano y pera. También se pueden considerar frutos secos, cacahuates, alegrías de amaranto y barritas de cereal.
  • Ensaladas: Ensaladas de vegetales crudos con aceite de oliva, o limón y sal, huevo duro y carne. La fibra y la proteína te mantienen despierto y en buen estado de ánimo y el cuerpo se tardará en sentir hambre de nuevo…
  • Agua: Para beber, lo más recomendable siempre es el agua. No puede faltar en el equipaje.

Qué no comer

  • Comida rápida: No es buena idea la comida rápida, opción fácil de adquirir en las autopistas. Su digestión suele ser lenta y pueden generar sueño. La grasa y la sal pueden provocar pesadez estomacal, inflamación y gases.
  • Azucares: Se debe tener cuidado con los alimentos ricos en azúcares y harinas refinadas, como panes de dulce, donas, refrescos, galletas, etc., porque pueden producir picos de insulina que causan agotamiento y por ende, somnolencia e incapacidad para reaccionar con velocidad a los imprevistos de la ruta.
  • Ácidos: No consumas productos muy ácidos, evita las salsas con jitomate y aquellas comidas que te produzcan acidez en el estómago. Pueden hacer el viaje muy incómodo.
  • Bebidas con leche: La leche tiene triptófano, un aminoácido que participa en el ciclo del sueño, además de que puede inflamar, generar flatulencias y ganas de detenerse al baño.
  • Bebidas con cafeína en exceso: Aunque está bien tomar bebidas ligeramente estimulantes como café o té, y refrescos con cafeína, pero no en exceso. No deben ser más de dos tazas de café por jornada. Las bebidas energéticas tampoco son buena idea, debido a que cuentan con azúcar añadido y gran cantidad de cafeína, lo que puede provocar taquicardias durante el trayecto.

Sobretodo se aconseja tener mucho cuidado al comer y conducir al mismo tiempo, en ciertos casos puede ser más prudente comer al detenerse.

Una buena alimentación es salud y garantía de seguridad en la vía, y se suma a las herramientas de telemática para la gestión de flotas que brindan confianza, seguridad y calidad al autotransporte.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close