Por la pandemia, 35% del autotransporte de carga está frenado

La crisis por el Covid-19 ha afectado a los transportistas de carga a niveles insospechados, así lo hizo saber Enrique González Muñoz, presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, CANACAR.

Durante su participación en la videoconferencia: “Atención a la crisis en las cadenas de valor de la industria”, González afirmó que 35.6% del parque vehicular perteneciente al autotransporte de carga se encuentra detenido por la pandemia del Covid-19 o coronavirus.

“Si tomamos en cuenta que el 100% del transporte que se le genera a la industria automotriz está frenado, este es un problema sumamente grave”, afirmó el presidente de CANACAR.

Mismo caso para la industria cervecera, ya que productos como el trigo y la cebada no pueden llegar a su destino para la fabricación de la misma.

“Soy chofer de un camión materialista y nos detuvieron el trabajo por lo del virus, y no cobro si no trabajo”, nos indica Javier, transportista en el Estado de México, quien lleva varios días sin salir en ruta.

Inseguridad en el autotransporte a tope

El robo al sector se había disparado de 5,435 delitos en 2015, hasta 10,230 robos en 2017. Un crecimiento del 88% en dos años.

De acuerdo con cifras de la propia CANACAR, se habían logrado reducir estas cifras en los más recientes meses. Durante el primer bimestre de 2020, el índice de robo en carretera disminuyó en 19.27%; con la pandemia, esto desaparecerá.

“Nos están robando grupos organizados que, apedrean las unidades, y provocan accidentes para hacer saqueos, o en el mejor de los casos, para que los camiones se detengan”, “Son pueblos enteros de 200 personas”, asegura González.

Según el testimonio del presidente de organismo, se tienen identificados a Tabasco y Campeche como los focos principales de este tipo de actividades. 

A la par, se han ubicado problemas en Chihuahua a raíz de enfrentamientos entre campesinos (donde los transportistas no tienen injerencia alguna), por lo que se han desatado quema de camiones y actos vandálicos contra las unidades. 

El pasado día 23, la CANACAR sostuvo una plática con Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y con el subsecretario Ricardo Mejía, donde se les solicitó acciones para prevenir estos delitos.

De acuerdo con especialistas en seguridad, las acciones deben ir en línea con el modelo y sus costos, bajo los siguientes ejes temáticos: prevención, política preventiva y procuración e impartición de justicia.

Finanzas rotas para el sector

El autotransporte de carga tiene un impacto en el flujo comercial de México; por ejemplo, el intercambio comercial a través de él ascendió en 2017 a 458,720 millones de dólares, lo que representó el 55.27% del comercio total del país.

Para que la industria del autotransporte continúe en medio de esta contingencia, el sector solicitó ayuda al rubro fiscal. 

Por ejemplo, la importación y exportación de transporte de carga para empresas norteamericanas tiene tasas cero, mientras que a la importación de mercancía para compañías de México se les aplica 16%, haciéndolas menos competitivas.

De acuerdo con Enrique González, se logró un acuerdo con todas las financieras de las armadoras, similar a lo que establecieron los bancos, para que aquellos pasivos que poseen con ellos se les diera un apoyo, prorrogar pagos y extender el plazo.

En la actualidad, el sector del autotransporte de carga aporta el 3.2% del PIB, mientras que en la logística en general representa el 6.5%.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ TU COMENTARIO!

Back to top button