Camiones y equipo de transporteTransporte Público y MovilidadÚltimas noticias

¿Piensas comprar un camión usado? Antes lee esto

La compra y venta de unidades pesadas usadas en México ha crecido de manera importante durante los últimos años. En ese sentido, nuestro país ha importado más de 100 mil camiones de segunda mano desde 2009, la mayoría con una edad promedio de 16 años.

Si bien un vehículo de este tipo conlleva (en teoría) un menor gasto y un retorno más rápido de la inversión, es importante tomar en cuenta aspectos fundamentales antes de decidir si conviene o no adquirir alguno de ellos.

Los camiones usados no son sinónimo de baja calidad, lo importante es identificar aquellos que realmente se ajusten a nuestras necesidades y que puedan ser rentables.

Consejos para comprar un camión usado de carga

1. ¿Qué es realmente lo que necesitas?

Lo importante es reconocer lo que requerimos en función del tipo de carga. De acuerdo con empresas en soluciones de flotas, no debemos sobrepasar nuestras necesidades, ya que encarecería el vehículo, ni quedarnos cortos por ahorrar un poco más. Lo fundamental es que no te apresures y te tomes tu tiempo.

2. Aguas con los precios bajos

A la hora de cotizar (ya sea en un concesionario o con un particular), revisa los precios, la marca y el modelo que se ajusten a las necesidades de tu flota. A la par, verifica las condiciones de pago y cerciórate si cuentan con algún tipo de descuento.

Siempre desconfía de precios excesivamente bajos, ya que la unidad puede esconder un desperfecto mecánico o no estar en regla.

3. Checa kilometraje y tiempo de uso

Especialistas recomiendan que, en la medida lo posible, la unidad tenga entre 300 mil y 600 mil kilómetros en promedio, o que registre entre tres y seis años de vida.

4. Revísalo tú y un mecánico

Lo recomendable es que un mecánico corrobore que todos los componentes funcionen correctamente (frenos, dirección, motor, eje trasero, caja de cambio y/o ruidos excesivos).

Previamente, tú puedes revisar por fuera la humedad de la pintura, así como el buen funcionamiento de las chapas y las luces. Corrobora sí existen detalles extraños de soldadura y falta de alineación entre la tapa del maletero y la zona trasera, además de señales de oxidación en puertas y capota del motor.

De acuerdo con empresas de rastreo satelital, se puede corroborar la presencia de sustancias plásticas tomando un imán, envolviéndolo en un paño y deslizándolo sobre la carrocería. Si se suelta significa que existen agujeros cubiertos por sustancias plásticas.

Es importante checar que los acabados al interior estén en buen estado (además de las funciones eléctricas), y verificar que no haya puntos de oxidación debajo de las alfombras.

En ese escenario, revisar el estado de las llantas es básico. Se recomienda que tengan al menos el 50% de vida, para ello éstas deben tener un centímetro de dibujo como mínimo y no tener alguna señal de desgaste o irregularidad.

5. Realiza una prueba de manejo

Lo último sería hacerle un pequeño ‘test drive’ con carga, ahí puedes remover la varilla del aceite (con el motor operando en marcha lenta), y checar que no salga humo demasiado blanco y que el motor no expulse gases.

6. Verifica que los documentos estén en regla

Debe contar con todos los documentos necesarios. Revisa que la unidad no posea multas y que tenga todos los pagos correspondientes.

Si quieres comprar un camion seminuevo visita www.expocamion.com

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button