Pandemia dispara el huachicol de medicamentos en México

Un hombre yace sobre el pavimento del Circuito Exterior Mexiquense, a la altura del entronque de Tultepec, Estado de México.

El presunto delincuente de aproximadamente 30 años fue abatido por miembros del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México, luego de intentar robar un camión Kenworth, el cual transportaba medicamento controlado.

Junto con otros 5 hombres y a bordo de un auto compacto, el presunto ladrón se le cerró al operador de la unidad para someterlo. ¿La fecha? Julio de 2020.

Por desgracia, este no es el único caso similar en México. La crisis sanitaria incrementó el robo de medicamentos en el país y se espera que este delito continúe durante 2021.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el robo al sector farmacéutico representó el 5% del total de este delito en el tercer trimestre de 2020.

En total se registraron 250 robos relacionados a productos farmacéuticos, un incremento del 82.5% respecto al periodo anterior.

En octubre pasado, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) publicó una alerta sanitaria por el robo de más de 37,000 medicamentos contra el cáncer en los almacenes de la empresa Novag Infancia.

Robo a camiones, el principal objetivo de los delincuentes

Según cifras de la Fiscalía General de la República, el robo a la industria farmacéutica y su venta ilegal ha registrado aumentos importantes desde 2007 (más de 50 mil denuncias).

Si bien los delincuentes roban cada vez más los productos directamente en farmacias u hospitales, el modus operandi’ principal continúa siendo el robo a camiones, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica.

El huahicol de medicinas ha mostrado crecimientos en entidades como Michoacán, Puebla, Estado de México y Jalisco, mayoritariamente controlado por cárteles, quienes roban las unidades en carreteras para posteriormente obligar a los dueños de farmacias a vender los fármacos hurtados.

A la par, se ha documentado la venta ilegal de antibióticos o antidepresivos robados o caducados en ‘tianguis’ o pequeños comercios del centro del país.

La Cofepris alertó que los productos robados no garantizan la calidad y seguridad de los medicamentos, toda vez que se desconocen las condiciones en las que fueron almacenados y transportados.

Cabe señalar que, para asegurar unas buenas condiciones y la calidad requerida, los laboratorios farmacéuticos y las farmacias emplean locales, instalaciones y equipos apropiados durante su traslado.

Acorde con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, el transporte de medicamentos debe cumplir con algunos requisitos que garanticen la protección ante rotura, adulteración o robo.

Además, se debe garantizar una adecuada temperatura, luz y humedad, un buen mantenimiento dentro del embalaje exterior, y el uso de contenedores.

En el caso de medicamentos contra el cáncer, la Cofepris indicó que éstos son de uso exclusivo del sector público de salud y no pueden ser adquiridos en farmacias particulares o en internet.

Link:

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button