CargaMarítimo y portuarioÚltimas noticias

México no cumple recomendaciones de UNCTAD en Transporte marítimo

México requiere evaluar su desempeño en el transporte marítimo de conformidad con las recomendaciones que emitió la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) para enfrentar la pandemia de Covid-19, destacó Juan Carlos Merodio López, miembro titular por México del Comité Marítimo International (CMI) de la ONU.

“En verdad el reto para la industria marítima es enorme durante la emergencia. Conviene entonces revisar qué esfuerzos y acciones concretas se están realizando en México para cumplir con estas importantes recomendaciones de la UNCTAD.

“Para ello, se necesita la concurrencia de autoridades, de las compañías navieras, prestadores de servicios y todos los involucrados en la actividad, en beneficio de un bien común. ¿Lo estaremos haciendo?”, dijo Merodio López.

Se trata de un plan de acción para ayudar a las industrias involucradas en el transporte marítimo a mantener el comercio a flote durante la crisis de Covid-19 y sus consecuencias.

Alrededor del 80% del volumen del comercio mundial se transporta mediante envíos comerciales, que mueven los alimentos, la energía y las materias primas del mundo, así como los bienes y componentes manufacturados.

Tráfico mundial de contenedores, de enero de 2007 a junio de 2020transporte marítimoEn particular, el transporte marítimo mueve 40% del comercio mundial de granos y oleaginosas con una duración de más de un mes, de acuerdo con el Consejo Internacional de Granos (CIG).Para que los transportistas permanezcan operativos, los Estados del pabellón y del puerto deben continuar brindando todos los servicios necesarios, desde el abastecimiento de combustible y los suministros, hasta los servicios de salud para los marineros y la certificación del cumplimiento normativo.

Transporte marítimo

La pandemia de Covid-19 ha afectado especialmente en las costumbres de convivencia social y ha tenido un gran impacto en distintos sectores económicos. Pero si hay un sector estratégico que se ha adaptado a las nuevas circunstancias del entorno mundial es, sin duda, el transporte marítimo y la logística internacional.

La UNCTAD ha divulgado 10 puntos importantes a considerar como plan de acción para fortalecer el comercio y transporte marítimo internacional:

1.- Asegurar la continuidad de los embarques vía marítima.

2.- Mantener las operaciones en puerto abiertas.

3.- Facilitar y agilizar las revisiones aduaneras, protegiendo el intercambio de productos esenciales.

4.- Facilitar el transporte en cruces fronterizos (denominados cross border).

5.- Asegurar y proteger el derecho de tránsito y acceso a puertos, terminales, almacenes, etc.

6.- Proteger la transparencia y seguridad de la información.

7.- Facilitar e incrementar los procesos vía electrónica (“go paperless”) evitando el contacto de personas para intercambio de documentos.

8.- Anticipar soluciones sobre potenciales conflictos legales que se pueden presentar entre los distintos actores que intervienen en el comercio y transportación marítima y terrestre.

9.- Proteger a embarcadores y proveedores de servicios asociados, estableciendo programas de apoyo económico y financiero durante la emergencia.

10.- Dar prioridad a la asistencia técnica, capacitando a personal e instituciones sobre herramientas y habilidades tecnológicas.

Contexto

Las agencias fronterizas enfrentan el desafío de acelerar las importaciones, las exportaciones y el tránsito, incluidos los suministros médicos necesarios, las donaciones y los envíos de socorro, al tiempo que garantizan la prevención de epidemias y proporcionan un despacho de aduanas adecuado y controles de cumplimiento de los bienes y el personal, incluido el del transporte marítimo.

Este desafío afecta a los bienes y servicios que son necesarios para la preservación de muchos trabajos en la manufactura, de los cuales depende la sociedad moderna.

Según la UNCTAD, se requieren esfuerzos particulares por parte de los gobiernos para asegurar y mejorar la producción y distribución de bienes críticos necesarios para contener y combatir la pandemia (como suministros y equipos médicos) y para asegurar las necesidades básicas (incluidos alimentos y energía).

Los proveedores de servicios relevantes y la infraestructura de soporte deben protegerse con carácter prioritario. Esto incluye asegurar que los servicios de transporte, los puertos y las agencias fronterizas no solo permanezcan operativos, sino que se fortalezcan efectivamente para enfrentar los desafíos excepcionales que enfrentan.

Al mismo tiempo, los gobiernos deben adoptar enfoques comunes para abordar estos problemas en toda la red global de cadenas de suministro para evitar el colapso económico generalizado y las interrupciones críticas de la cadena de suministro.

En ausencia de medidas urgentes a este respecto, la recuperación económica pospandémica puede verse gravemente obstaculizada, lo que puede empeorar las perspectivas de desarrollo sostenible a largo plazo, especialmente para los más pobres y vulnerables del mundo.

CMI y Merodio López

El Comité Marítimo Internacional, formalmente fundado en 1897 en Amberes (Bélgica), es la más antigua organización internacional en el ámbito del transporte marítimo.

El propósito inicial del CMI fue, y sigue siendo, la unificación del Derecho marítimo internacional. Hacia el logro de este propósito, los fundadores del CMI manifestaron que estaban interesados en recibir los aportes del sector del transporte marítimo y su industria en general, incluyendo operadores de buques, banqueros, aseguradores y liquidadores; no debía ser únicamente una organización de abogados.

En el cumplimiento de tal aspiración, el CMI promueve la creación de asociaciones de derecho marítimo nacionales, así como también la cooperación con otras organizaciones internacionales.

Merodio López es miembro titular del CMI desde 2019, con nombramiento otorgado durante la sesión de Comité Ejecutivo y Asamblea celebrada en México. Cuenta con una amplia experiencia en derecho marítimo internacional y ha sido director general de Grupo TMM.

Él hizo estudios de finanzas por The Euromoney Institute de Londres, es catedrático de la (UNAM), en Derecho Marítimo, y actualmente lidera el despacho J&M Estudio Legal.

Fuente Opportimes

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close