La variante Ómicron pone en alerta roja al transporte y la logística mundial

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha designado a Ómicron como una “variante preocupante” del SARS-CoV-2 debido a que presenta un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes.

La evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante. El número de casos parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica.

Ante ello, países como Japón e Israel han comenzado a cerrar sus fronteras para viajantes que provienen de Sudáfrica y naciones cercanas.

En Reino Unido, los transportistas que ingresen desde el extranjero deberán realizar pruebas si permanecen en el país por más de 2 días. Para evitar retrasos, las empresas deberán vigilar de cerca dónde surgen los casos de la variante.

A la par, Estados Unidos notificó que suspenderá la entrada a viajeros que provengan de Sudáfrica, Botswana, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Esuatini, Mozambique y Malaui a partir de este 29 de noviembre.

Este lunes, la Organización Mundial de la Salud, OMS, se mostró en contra del cierre de fronteras, por lo que solicitó que las naciones reconsideren su postura para prevenir la propagación de esta nueva variante.

En el mismo tenor, la agencia sanitaria de la ONU pidió prudencia respecto a Ómicron, ya que aún no está claro ni su nivel de transmisión ni su mortalidad, por lo que recomendó no cerrar las fronteras hasta nuevo aviso.

Hasta el momento, Bélgica, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Portugal, Botsuana, Israel, Australia, Hong Kong, China y España, ya tienen casos detectados.

¿Cómo podría afectar Ómicron a la cadena logística internacional?

La aparición de la última variante podría causar contratiempos para un sector logístico que apenas presentaba signos de recuperación.

Según expertos, las nuevas restricciones en actividades y viajes establecidos desde este martes, pueden provocar algunos efectos secundarios en la industria en las próximas semanas y meses.

Más allá de los efectos aún desconocidos, hay algo que es seguro: la variante Ómicron provocará una mayor interrupción de la cadena de suministro, aunque difícilmente veremos un regreso catastrófico como el sucedido el año pasado.

A lo largo de la pandemia, los cuellos de botella de la cadena de suministro han ejercido una presión cada vez mayor sobre los precios, lo que ha afectado negativamente a la economía mundial.

Si bien es poco probable que esta nueva cepa obligue a cierres como el año pasado, es un hecho que las prioridades de los consumidores cambiarán con las fluctuaciones en la demanda, lo que podría conducir a excesos y escasez de oferta.

Al respecto, especialistas señalan la importancia de tener proveedores ágiles al momento de enfrentar los problemas logísticos. A la par y para disminuir el impacto, las empresas deberían fortalecer su infraestructura de manera inmediata.

Ante ello, urgen sobre la necesidad del uso de TMS ya que, además de saber de dónde provenían las materias primas, cuándo llegarían y si necesita ordenar el inventario de manera preventiva, permite colaborar con compañías confiables que han demostrado su capacidad de recuperación en la pandemia.

México, en alerta ante la inminente llegada de la nueva variante

Se ve muy complicado que la nueva cepa NO arribe a nuestro país. Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para Atención de la Emergencia afirma que puede llegar por cualquier lugar y no podemos saber por dónde entrará.

“Las variantes entran a México con algunas semanas de retraso. Es una mala noticia que aparezca una nueva variante y que puede ser peligrosa”, señala en una entrevista publicada por la Gaceta de la UNAM.

El especialista indica que la buena noticia es que las variantes Ómicron, delta, alfa, gama y el virus original, todos se previenen de la misma manera.

Este lunes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió ser cautelosos con los efectos de la variante, ya que “aún no hay evidencias sobre la capacidad de contagio de la nueva cepa, solo ruido mediático”.

“Llevamos a cabo un seguimiento, no hay elementos para preocuparnos”, ha dicho esta mañana desde Oaxaca.

No obstante, el mandatario anunció que se reunirá con el equipo de salud de su gabinete para revisar la información recabada sobre la variante Ómicron y establecer los pasos que seguirá el gobierno federal en el futuro inmediato.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ TU COMENTARIO!

Back to top button