¿La chatarra manda? Entrada de camiones usados alcanza su mayor cifra en 7 años

“Mira, se tiene la ventaja de que el decreto para traerlos no ha cambiado mucho en estos años”, nos relataba un importador de vehículos pesados en el reportaje: “Camiones chatarra: negocio millonario” publicado por Transporte.mx
en marzo de este año.

Nueve meses después, esta tendencia se ha incrementado de manera significativa, por lo que la entrada de vehículos pesados a nuestro país marcará un récord durante este 2021.

La importación acumulada de vehículos pesados usados de enero a octubre alcanzó 9,153 unidades, un crecimiento de 15.7% en relación al mismo periodo del 2020. Esta cifra es casi tres veces mayor si se compara con el periodo 2019/ 2020.

De esta manera, 2021 se convertirá en el año con el mayor número de vehículos pesados importados usados desde 2014 y el tercero más alto desde 2009, según cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Tan sólo en el mes de octubre se importaron un total de 1,037 vehículos pesados usados (645 correspondieron a tractocamiones), esto representa un incremento de 5.3% respecto al mismo mes de 2020.


Urge un marco normativo que se cumpla, advierten representantes del sector México ha importado más de 100 mil camiones usados desde 2009. Las unidades que más han ingresado al país (provenientes principalmente de Estados Unidos) son tractocamiones, autobuses de pasajeros y camiones de 5 a 20 toneladas.

Según datos de ANPACT, la mayoría de los vehículos usados que se importan tienen 16 años en promedio de antigüedad.

De acuerdo con información recabada, para poder importar un vehículo solo se permiten de años anteriores, fronterizos del 2014 al 2010 con el 1% de arancel y 2009 con el 10% de arancel, siempre y cuando el número de serie del Vehículo (VIN) empiece con 1,2,3,4 y 5.

Aquellas unidades pesadas nuevas en Estados Unidos con un valor de más de 150 mil dólares, pueden ser comercializadas en hasta 80 mil dólares, principalmente cuando éstas ya tienen algunos años de vida.

Generalmente, compañías en EU reconstruyen camiones Clase 8 accidentados o abandonados. Varias de ellas contratan sus propias grúas para recoger las unidades y posteriormente los ofertan a potenciales compradores a través de internet, siendo México y Canadá donde se encuentra una gran parte de ellos.

Para Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT, la importación desmedida de vehículos chatarra se genera, entre otros factores, porque muchos de estos vehículos ya no cumplen los estándares para circular en EU.

Esto provoca que sean desechados en ese país por los riesgos que generan en términos de seguridad vial e impacto al medio ambiente. Sin embargo, son importados a México sin cumplir los estándares de seguridad, ni las condiciones físicos-mecánicas necesarias.

Ante ello, Elizalde urgió sobre la necesidad de un marco legal que garantice una opción de movilidad segura, suficiente, eficiente y no contaminante.

“Es necesario tener en México un sistema normativo y de supervisión robusto que se cumpla, para que no circulen vehículos de desecho de otros países,” finalizó el presidente de ANPACT.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ TU COMENTARIO!

Back to top button