Investigan a funcionario de CFE sobre corrupción en Tren a Toluca

Además de los cuestionamientos por las decenas de inmuebles y empresas ligadas a él y a su familia, Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), rescató a un personaje relacionado con la corrupción de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del sexenio pasado. Se trata del exdirector general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT, Guillermo Nevárez Elizondo, quien ahora despacha como director de Distribución de la Empresa Productiva del Estado.

La semana pasada, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, confirmó lo que adelantamos aquí sobre las investigaciones que siguen contra el exsecretario de la SCT, Gerardo Ruíz Esparza, a quien se le señala por un presunto daño al erario por más de 2 mil millones de pesos.

Dos de los proyectos más polémicos de la SCT de Ruíz Esparza, los cuales no pudieron ser terminados pese a que el gobierno de Enrique Peña Nieto hizo hasta lo imposible por evitar que se cancelara fueron el aeropuerto de Texcoco y el Tren Interurbano México-Toluca; en ambos estuvo relacionado Nevárez Elizondo, quien en marzo de 2015 asumió el cargo de director general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT en sustitución de Pablo Suárez Coello, y ahora es la mano derecha de Bartlett en la CFE.

Hace una semana, durante su comparecencia ante los legisladores, el secretario Jiménez Espriú dijo se han encontrado 482 observaciones irregularidades en diversos proyectos, principalmente el Tren México-Toluca y el Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

El titular de la dependencia detalló que en el caso del tren se encontraron sobrecostos en la adquisición de trenes e instalación de estructuras que no eran requeridas.

La Auditoría Superior de la Federación ha detectado irregularidades multimillonarias en el proyecto del Tren México-Toluca. En su revisión de 2014 hizo observaciones por pagos indebidos de mil 26 millones de pesos; en 2015, de 137 millones; en 2016, de mil 775 millones; en 2017 de 745 millones, y en 2018 de 273 millones.

El proyecto del Tren México-Toluca inició con una cifra de 120 mil millones de pesos y llegó hasta los 300 mil millones, según Jiménez Espriú.

“La Secretaría de Comunicaciones y Transportes requiere 27 mil millones de pesos más para concluir el Tren México-Toluca, es decir, un tercio más de lo que hasta ahora se ha invertido”, reconoció el funcionario del gabinete de Andrés Manuel López Obrador.

A la fecha, el tren tiene un avance de 86% y ha absorbido 64 mil millones de pesos. Se planea terminarlo en los próximos tres años.

No obstante, el proyecto “arrastra muchísimos problemas de derecho de vía”, de acuerdo con el secretario de Comunicaciones y Transportes; principalmente en el tramo que va de Santa Fe a la Ciudad de México. “Aún con ello y a diferencia del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco es más conveniente terminarla”, expuso el secretario.

Jiménez Espriú también fue determinante al decir que “los responsables (de los retrasos, sobreprecios y otros asuntos de corrupción) deberán asumir las consecuencias. No seremos cómplices de ninguno de sus actos”, aseguró.

En ese sentido, dijo que la dependencia federal es “territorio libre de corrupción (…) No se tolerará en este tema la menor desviación”.

Así las cosas, Manuel Bartlett arrastra, además de la investigación de la Secretaría de la Función Pública de Irma Eréndira Sandoval por su enriquecimiento con funcionario público, la posible acusación de uno de sus principales operadores en la CFE.

Guillermo Nevárez Elizondo forma parte del equipo de colaboradores de dos hombres ligados desde el inicio de sus carreras políticas al llamado Grupo Atlacomulco: Gerardo Ruíz Esparza y Alfredo del Mazo, actual gobernador del Estado de México.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button