Autotransporte de cargaCargaCombustibleÚltimas noticias

Incrementos históricos en el precio del diésel encarecen el costo del flete

¿Qué tan importante es el precio del diésel para la operación y las finanzas en una empresa de transporte? Es fundamental, el costo de este combustible representa hasta el 45% del total de gastos en una compañía.

El diésel es un bien intermedio utilizado intensamente por el autotransporte de carga y es el insumo más mediático en la determinación de la tarifa, por el gasto que ello representa.

No obstante, el precio del diésel en México ha hilado 7 meses de alzas en 2021, lo cual afecta severamente el encarecimiento del flete y los costos al consumidor.

En mayo de este año, el precio del diésel tuvo un costo promedio de 21.60 pesos por litro, lo cual representó un aumento del 17% respecto al mismo mes de 2020.

Durante el pasado mes de julio, el costo de este combustible llegó a su cifra récord histórica al ubicarse en 21.74 pesos por litro, la más alta de la que se tenga registro.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, con corte al 2 de julio, el precio más alto registrado en diésel fue de $23.05, con margen de $3.83, en Multiservicios Sigas, franquicia Total, en San José de Gracia, Aguascalientes.

Según Global Petro Prices, México se posiciona como el tercer precio más alto de diésel en América, al ubicarse en 21.7 pesos mexicanos por litro.

¿Cómo afecta el precio del diésel al alza en las tarifas?

A diferencia de 2020 cuando el precio del diésel cayó severamente, el costo de importación durante este año ha aumentado debido a la recuperación de la actividad económica.

Según especialistas, este aumento en la demanda ha ejercido presión para que los precios a nivel nacional se incrementen. La logística para transportar, la cercanía de los puntos de almacenamiento y el tipo de cambio son otros factores.

Cabe recordar que nuestro país tiene un mercado abierto controlado, es decir si se incrementa el precio del crudo, el combustible debe subir. Ahí es donde entran los estímulos que otorga el gobierno para controlar el costo y evitar la escalada de precios.

A la par, se debe añadir la simulación del mercado mediante el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, IEPS.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha reducido el estímulo fiscal IEPS a los combustibles durante los últimos meses, por lo que las empresas de transporte se han visto obligadas a pagar un poco más de impuestos para estos combustibles.

Esta escalada de costos propicia que los transportistas efectúen evaluaciones y actualicen el impacto de los ajustes del diésel en sus costos de operación, incluyendo la actualización de los fletes, los cuales no han sido incrementados desde antes de la pandemia por Covid-19.

Según representantes del sector, la inestabilidad del diésel hace prácticamente imposible sostener los precios de las tarifas, ya que la utilidad para los transportistas disminuye severamente, por lo cual sería ideal que se normalizarán los precios del combustible.

“Evidentemente, un incremento en el precio del combustible erosiona la utilidad de las empresas de autotransporte, sobre todo porque muchos acuerdos tarifarios fijan el precio de combustible para un período determinado, muchas veces sin posibilidad de actualizarlo durante el período contratado”, asegura José Elías Jiménez, investigador del Instituto Mexicano del Transporte, IMT.

Acorde con un estudio de dicho instituto, el diésel provoca el impacto más importante en los costos de operación del autotransporte, sin embargo, lo relevante es que impacta de manera diferente para cada configuración vehicular.

En general, el diésel representa alrededor de 67% del total para el camión más ligero (C2) y 82% para el camión más pesado (T3-S2-R4). 

Es decir, entre más grande es el camión se observa un impacto mayor, lo cual conlleva un importante problema de costo por las continuas variaciones que se presentan durante el año.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button