¡Increíble! Crean asfalto magnético que podría recargar a los camiones eléctricos

Las unidades eléctricas tienen grandes ventajas en optimización de tiempos y sustentabilidad con el medio ambiente, sin embargo, su tecnología tiene un problema de origen: la complejidad para cargar las baterías.

Además de mejorar su autonomía, las grandes compañías empiezan a buscar alternativas para aminorar las dificultades en el proceso de recarga, donde la recuperación de la energía funge como el principal ‘túnel’ por donde cavar para seguir avanzando.

En tal escenario, la recarga inalámbrica aparece en el firmamento como una medida cada vez menos inalcanzable. Después de todo, los carriles de recarga de prueba para vehículos eléctricos ya se pueden observar (al menos en pocos metros) debajo del asfalto en un tramo carretero de Tel-Aviv.

Incluso países como Noruega, Suecia y Corea del Sur han comenzado a hacer este tipo de desarrollos, aunque la mayoría se ha quedado en solo buenas intenciones.

La autopista del futuro ¡con carga inalámbrica!

Asfalto magnético

El Departamento de Transporte de Indiana, EU, (INDOT) y la Universidad de Purdue desean ir más allá, por lo que anunciaron planes para desarrollar el primer tramo de carretera de pavimento con carga inalámbrica del mundo.

El proyecto utilizará cemento magnético, desarrollado por la startup alemana Magment GmbH, que permitirá la carga inalámbrica de vehículos eléctricos mientras conducen o se estacionan sobre él.

“Indiana es conocida como la encrucijada de Estados Unidos y estamos comprometidos a fortalecer nuestra posición como líder en transporte, innovando para respaldar la tecnología de vehículos emergentes”, dijo el gobernador Eric J. Holcomb.

Así funciona el asfalto magnético

El sistema opera mediante bobinas incrustadas en losas de cemento magnetizado.

Para que las unidades puedan ser recargadas, forzosamente deben integrar una bobina similar en su base, para posteriormente conectarse a cualquiera que sea el mecanismo de carga a bordo.

El objetivo es instalar las almohadillas en zonas de estacionamiento y en carriles de carreteras.

El proyecto incluirá tres fases y se espera que comience a finales de este verano. Las fases 1 y 2 incluirán pruebas de pavimento, análisis e investigación de optimización realizada por el Programa Conjunto de Investigación de Transporte (JTRP) en el campus de West Lafayette de Purdue.

En la fase 3, INDOT construirá un banco de pruebas de un cuarto de milla de largo en una ubicación aún por determinar, donde los ingenieros probarán la capacidad del concreto para cargar la operación de camiones pesados ​​a alta potencia (200 kilovatios y más).

Una vez que se completen con éxito las pruebas de las tres fases, INDOT utilizará la nueva tecnología para electrificar un segmento aún por determinar de la carretera interestatal dentro de Indiana.

“Este proyecto es un verdadero paso hacia el futuro de la carga inalámbrica dinámica”, dijo Mauricio Esguerra, director ejecutivo de Magment.

El proyecto es parte de la iniciativa ASPIRE, un centro de investigación de ingeniería financiado por NSF, la National Science Foundation.

Involucra la colaboración de universidades, laboratorios gubernamentales, empresas y otras partes interesadas en el desarrollo de tecnologías de carga para la electrificación de vehículos de transporte de todas las clases (incluyendo camiones, vehículos ligeros de carga y autos particulares).

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button