LogísticaMarítimo y portuarioÚltimas noticias

¿Ferries con camiones desde Tamaulipas hasta Guatemala? Existe, pero el Covid lo amenaza

¿Miles de toneladas transportadas en camiones de carga dentro de un barco por todo el golfo de México de de Tamaulipas a Centroamérica?

Esa es la intención de la empresa que estudió durante unos cinco años el mercado para ofrecer transporte entre los puertos ubicados en la costa que va de Tamaulipas a Guatemala haciendo paradas en Veracruz, para transportar camiones en el esquema de feries como el que hay en el golfo de Cortés del puerto de Topolobampo a La Paz BCS

La compañía es Fletes Náuticos México (FNM) y su embarcación, el BF Caloosa, puede cargar las 8 mil toneladas de un envío de durmientes necesarios para construir tramos del Tren Maya.

La propuesta creció cuando Fletes Náuticos vio la oferta de frutos de Centroamérica, indispensable en los restaurantes de los hoteles de la Riviera Maya, pero que no puede llegar en buena medida por lo mismo, por la falta de Estado de derecho en el subcontinente o de plano, de infraestructura carretera.

No existe el cabotaje en México ni en los países vecinos al sur, por ridículo que parezca. No hay quien lleve productos entre puertos vecinos. ¿Acaso era tan difícil de encontrar ese negocio de transporte por mar?

El cabotaje se extinguió a partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en los noventa.

Un proyecto oficial llamado ‘Solidaridad’ –cuya propaganda llenaba los espacios gubernamentales en radio y televisión– se basó en buena medida en la construcción de carreteras en todo el país para facilitar la salida de las exportaciones, mismas que saturaron los puertos disponibles en ese momento, marginando ahí el comercio nacional, me explicó el director de FNM.

Tuvo lógica el uso de infraestructura para ventas al exterior, pues México se abrió al mundo quitando recíprocamente aranceles internacionales primero con el GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio), luego con el arranque del recién fallecido Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que dio paso al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que nació este mes.

La administración de Andrés Manuel López Obrador tiene como consigna el renacimiento del cabotaje en el país, mismo que apuntaló con cambios de reglamentos en puertos para dar cabida a estas actividades de menor dimensión.

Pero ni FNM ni nadie se salva del impacto de una pandemia y ésta detuvo la oferta de un itinerario fijo con rutas que la empresa amplió incluso a Houston.

Su sitio web mostraba hasta el viernes que el BF Caloosa detuvo sus ‘salidas’ el 12 de julio en Tampico. Ahora su oferta es de viajes programados… como unas 8 mil toneladas de durmientes o de acero para un nuevo ferrocarril peninsular.

A FNM también llegan en estos días consultas de quienes quieren enviar plástico, cerveza o botellas de vidrio para envases a Santo Tomás de Castilla. Por eso, quizás, además de esta compañía, Baja Ferries, de Ariel Pozo, quiere entrar al negocio del cabotaje en el Golfo.

En una de esas funciona la apuesta, ahora que la logística mundial abrió juego nuevo.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close