Exxon Mobil le apuesta al abasto de diésel DUBA

Con una fuerte cadena de suministro compuesta por seis terminales estratégicamente dentro del país y 500 estaciones de servicio, Exxon Mobil tiene asegurado el abastecimiento de Diésel de Ultra Bajo Azufre (DUBA) que requieren las nuevas tecnologías de los vehículos pesados.

Alejandro García, director de Marketing de Exxon Mobil en México indicó que cuentan con una logística robusta con una cadena de suministro que inicia en el sur de Texas, vía marítima o férrea, hacia las terminales en San Luis Potosí, Salinas Victoria, San José de Iturbide, Tula y Atlacomulco.

“Estamos por empezar a operar la sexta terminal en el Puerto de Tuxpan, a través de un tercero y pronto extenderemos el servicio desde el norte de Veracruz hasta la frontera con Estados Unidos”, aseguró.

Con esta cadena de suministro garantizan que el principal corredor, el 57 que corre desde Cuautitlán, Estado de México hasta Nuevo Laredo tenga el combustible DUBA, así como otros ramales que se extienden hacia el centro y la zona bajío del país.

Entre los planes de la compañía también está el crecer a 560 estaciones de servicio a fin de año, llegar a dos estados: Jalisco y Durango, así como llegar al Puerto de Manzanillo para poder ofrecer más cobertura en el noroeste del país.

ExxonMobil asegura que su combustible DUBA ofrece una combustión más limpia, ya que contiene 97 por ciento menos azufre y excede las especificaciones de calidad para el mercado mexicano, por lo que se adapta a los motores de última generación del transporte.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button