Estos son los 4 retos logísticos de nuevo eCommerce

Si el 2020 fue un año atípico, el 2021 no lo será menos. Las empresas han comenzado este periodo con una mejor perspectiva, ya que a pesar de que las condiciones pandémicas pueden ser las mismas, las capacidades para evitar incidencias, mantener el control y planeación en las cadenas de suministro son más sólidas gracias a los aprendizajes del año anterior.

Entonces, ¿cuáles serán los retos de este año? los cuatro factores que serán determinantes para una mejora en el sector logístico.


1.- Crecimiento de comercio electrónico = mejor gestión de la última milla. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el comercio electrónico en México incrementó 81% el año pasado, una cifra que rebasó por mucho las expectativas. La AMVO ha explicado en múltiples ocasiones que los principales obstáculos del crecimiento han sido el desconocimiento y el temor de tener una mala experiencia.


Las compras en eCommerce forzadas sirvieron para demostrar los beneficios de este método de adquisición. De acuerdo con Interactive Advertising Bureau (IAB) México, la intención del 46% de los consumidores que probaron por primera vez el comercio electrónico, continuarán abasteciéndose por esta vía, aún después del confinamiento.


Con estas expectativas, mantener el orden y la mejora continua en la gestión de la última milla será vital para evitar retrasos en las entregas. Además, es importante tener un aliado logístico que se encargue de gestionar los envíos y todas las actividades de fullfilment a clientes eligiendo los mejores servicios al costo justo, así como brindar una constante asesoría para perfeccionar los procesos.


2.- Mantener la sostenibilidad.
Una de las principales preocupaciones de esta época es ser ecofriendly. La responsabilidad social es importante para los consumidores, al grado de estar dispuestos a pagar más por productos de empresas que demuestran sostenibilidad.


En temas logísticos, hay muchas áreas de los procesos que se pueden mejorar en pro del medio ambiente, desde el embalaje, hasta las entregas con la reducción de millas en vacío y el uso de transporte eléctrico.

Nada de esto tiene por qué salirse del presupuesto. Un aliado logístico podrá crear una solución ajustada a las necesidades.


3.- Revisar la infraestructura.
Con la baja atención presencial y el aumento de las ventas en línea han surgido algunas tendencias que modifican las bodegas y CEDIS de las compañías. Por ejemplo, la distribución se ha dejado de centralizar y se han puesto sobre la mesa los beneficios de tener diferentes puntos de abastecimiento alrededor de los sitios de mayor demanda.


Esta tendencia permite a las empresas tener la disponibilidad de los productos más accesibles, evitar retrasos y mejorar el servicio al cliente. Sin embargo, esto está planteando muchas reestructuras para las empresas. En algunos casos, las tiendas de retail o atención física se están convirtiendo en almacenes para productos que se venden vía eCommerce.


Esto puede ser conveniente dependiendo de las ubicaciones de las sucursales y del tipo de productos que se ofrecen.

Aun así, es necesario invertir en anaqueles y todo un sistema de administración de inventarios, por lo que quizás convenga más una infraestructura diseñada (y no adaptada) para el almacenaje y distribución. La asesoría de un experto logístico será fundamental para tomar la mejor decisión de inversión y gestión.


4.- Desarrollo e implementación de nuevas tecnologías.
Un estudio de Capgemini muestra que el 77% de los consumidores espera aumentar el uso de tecnologías sin contacto, por ejemplo, el 66% de los encuestados prefieren usar aplicaciones móviles en ubicaciones físicas para evitar interacciones humanas y pantallas táctiles.


Esta tendencia será importante de considerar en la logística, paquetería y, en realidad, en toda la cadena de suministro, desde software y hardware que automaticen el trabajo en los almacenes y centros de distribución (manteniendo la productividad y protegiendo la salud de los trabajadores), hasta entregas contactless, en las que el consumidor no tenga que firmar (en papel o en una tableta).


Este será el año que forzará a las empresas a invertir en la tecnología que se han resistido a considerar. La situación pandémica puede ser aprovechada para la reinvención de la logística nacional a una más tecnificada.


“El 2021 trae muchos retos y nuevas oportunidades, capitalizar los aprendizajes del 2020 será clave para continuar con los negocios y la logística en las empresas. El año pasado marcó el inicio de muchos cambios positivos en el sector logístico, acorde a sus necesidades.

Debido a esto, las empresas deberán adaptarse a nuevas formas de hacer negocios y generar ventas. ¿Qué mejor que consultar a un experto logístico que lo vivió en primera línea?”, comentó Ilan Epelbaum Edwabne, director general de MBE México.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button